Publicidad
Publicidad

¿Existen los créditos sin avales? Sí, estos son los mejores

A la hora de hablar de créditos sin avales debemos tener en cuenta dos elementos básicos; la concesión de créditos sigue siendo complicada debido a las restricciones de las entidades financieras, y, en segundo lugar, no debemos confundir la ausencia de avales con la ausencia de garantías, algo muy frecuente que lleva a confusión a muchos usuarios que solicitan financiación confiados y se encuentran con la negativa de la entidad.

Hoy en día no existe (si es que hubiera existido alguna vez) la posibilidad de acceder a un crédito bancario sin ningún tipo de garantía, lo que si resulta cierto es la posibilidad de acceder a este tipo de financiación si la solicitud de garantías complementarias más allá de la garantía personal aportada por, en este caso un elemento concreto que es la domiciliación de nomina.

Créditos sin aval

¿Sabes como funciona un crédito preconcedido? consulta es post

Dicho esto debemos tener claro que cuando, como reclamo publicitario nos ofrecen un crédito sin aval no significa que nos están ofreciendo acceder a una cantidad de dinero de manera casi filantrópica, es decir, no tener una garantía y no tener unos ingresos regulares son en todos los casos sinónimo de rechazo a una solicitud de financiación.

Nomina si aval menos

Cuando tratamos de obtener un crédito sin una garantía adicional (dando por sentado la exigencia de un modelo de ingresos periódicos demostrables) existen caminos más sencillos en unos casos que en otros. Hoy en día probablemente sea a través de la domiciliación de nómina y la vinculación con otros productos bancarios como obtendremos las mejores propuestas en este sentido.

El mecanismo es relativamente simple y se basa en la oferta bien de un producto de financiación como elemento complementario a opción del usuario dentro de un paquete de vinculación, o bien la posibilidad de acceso en condiciones preferentes a diferentes modelos de crédito de la entidad, realmente podríamos distinguir tres grandes grupos desde el punto de vista de las entidades bancarias:

  • Los creditos preconcendidos: Son productos estrechamente relacionados con la vinculación del usuario, generalmente es ofrecen como un servicio más y vienen a proponer la posibilidad de disponer de una línea de crédito sobre la que el usuario puede disponer y volver a disponer tras la reposición, pagando con intereses bonificados los costes de lo dispuesto.
  • Los créditos bonificados: En este caso al usuario se le ofrece la posibilidad de acceder a financiación en condiciones preferentes debido a su vinculación con la entidad, generalmente a través de la domiciliación de nómina o con productos de ahorro y similar. Se trata de créditos estándar que mejoran las condiciones, generalmente los intereses sobre la oferta habitual del producto.
  • Los créditos nómina: Son productos directamente relacionados con la nómina domiciliada por el usuario, pueden tomar cualquier forma incluidas las dos anteriores o por ejemplo los denominados anticipos de nomina.

Aún teniendo en cuenta que en estos casos la garantía personal suele ser un elemento suficiente para tratar de acceder a la financiación, no debemos olvidar que dependiendo del importe y los plazos incluso dentro de estos productos tan concretos las entidades pueden solicitar la incorporación de garantías adicionales al usuario.

créditos y garantías personales¿Solo con la vinculación?

Realmente no. Es decir, existen opciones y créditos que el usuario puede tratar de solicitar independientemente de su grado de vinculación con la entidad basando exclusivamente de la garantía personal en sus ingresos (esto siempre) sin embargo son mucho más complejos de obtener, y para financiaciones medidas la necesidad de garantías adicionales va a estar presente prácticamente siempre.

Mucho más difícil resulta la posición inversa; es decir, va a ser mucho más complicado aún poseyendo garantías adicionales (supongamos un inmueble) obtener financiación si no tenemos ingresos regulares demostrables. Realmente salvó cuestiones muy concretas en las que la diferencia de valor entre lo que se solicita y la garantía adicional a favor de esta estamos hablando de un escenario casi imposible de obtener, y, en todo caso, a juicio del criterio siempre de la entidad.

Existen otras opciones que no contemplan exactamente la nómina o el ingreso regular como garantía personal, pero en cualquier caso toman del usuario la garantía a partir por ejemplo de cantidades de ahorro invertidas, fondos de inversión, etc. siendo de todos modos muy complicado obtener este modelo de financiación sin nómina.

¿Y los créditos mini?

Es una buena pregunta ya que efectivamente el gancho de muchas de las empresas (no bancarias) dedicadas a la financiación a muy corto plazo de pequeñas cantidades utilizan como gancho comercial precisamente la supuesta facilidad para acceder a estos productos. Ahí una base de realidad en todo esto se corresponde con los años en los que el easy money parecía ser la nota dominante en nuestro país, el crédito corría y las entidades no bancarias tenían una amplia cuota de mercado los llamados créditos rápidos en los que la relajación de los niveles de exigencia era superior a la de la banca, por entonces ligera.

La crisis se llevó por delante a buena parte de estas empresas ya que fueron los créditos que primero se dejaron de pagar y donde saltaron las tasas de morosidad más elevadas al comienzo de la crisis. Hoy en día, salvo sorpresa, evidentemente a la hora de solicitar una cantidad mínima para un plazo corto las garantías adicionales rara vez serán tenidas en cuenta, sin embargo, el factor ingresos regulares unido (y esto es muy importante) al historial crediticio y la no presencia en ficheros de morosidad son factores determinantes a la hora de la solicitud.

 

 BKLNK_logo_cm Crédito Ya Bankialink
  • Financiación: hasta 30.000€
  • Amortización: hasta 8 años
  • Interés: 12,371 TAE
  • Comisiones: 1.5% apertura
 LOGO SABADELL Crédito Familiar Banco Sabadell
  • Financiación: hasta 60.000€
  • Amortización: hasta 8 años
  • Interés: a partir de 13.12% TAE
  • Comisiones: apertura 2%
 laboralkutxa (1) Crédito Ilusión Laboral Kutxa
  • Financiación: desde 9000€
  • Amortización: hasta 7 años
  • Interés: fijo 5.99% TAE
  • Comisiones: 1.5% Apertura
 logo banco mediolanum Crédito Nómina Banco Mediolanum
  • Financiación: Hasta 15.000€
  • Domiciliación de nómina mínima 900€
  • Interés: Euribor a 6 meses + 6%
  • Comisiones: apertura 0.80%
 logo cofidis Crédito Vida Libre Cofidis
  • Financiación: hasta 6.000€
  • Amortización: hasta 41 meses
  • Interés: 24.51 TAE
  • Comisiones: Sin comisiones
 logo-unicaja Crédito inmediato Unicaja
  • Financiación: hasta 6.000€
  • Amortización: hasta 5 años
  • Interés: No informa
  • Comisiones: No informa
 logoBBVA Crédito Coche BBVA
  • Financiación: hasta 75.000€
  • Amortización: hasta 10 años
  • Interés: 6.TIN (con vinculación)
  • Comisiones: NA

 En resumen

No debemos confundir la garantía adicional o aval con la garantía personal en forma de ingresos regulares demostrables. Esta última es un elemento básico en cualquier operación de financiación que pretendamos llevar a cabo, pudiendo en todo caso ser sustituida por una garantía adicional de ingresos regulares, lo cual también puede perfectamente entenderse como un aval.

Por tanto, si tenemos este martes en cuenta, efectivamente podemos encontrar créditos sin avales en prácticamente todos los segmentos de financiación aunque, como hemos visto, en mayor medida vinculados a las entidades a través de la contratación de otros productos y básicamente de la domiciliación de nómina.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *