Publicidad
Publicidad

¿Créditos para material escolar?

A poco más de un mes de que se reanuden las clases, muchas familias comienzan a preocuparse por los gastos que supone año tras año el material escolar. Es una preocupación justificada, se trata de un gasto que ha aumentado a la par que las posibles ayudas han disminuido, pero, en este contexto ¿realmente los créditos son una opción para financiar el material escolar?

Mejores Créditos para Estudios

Repasaremos las opciones que estos productos de financiación pueden llegar a permitir, pero también lo que puede suponer confiar el gasto de material escolar a lo que a fin de cuentas es un pago aplazado con intereses.

precios material escolar

La situación

Realmente la situación es cualquier cosa menos alentadora. Si echamos un vistazo atrás, vamos a ver cómo desde el año 2006 se han ido reduciendo progresivamente tanto las ayudas para el material escolar, como las diferentes becas o ayudas para la compra de libros que las comunidades autónomas venían ofreciendo.

 Efectivamente siguen existiendo comunidades donde estos servicios tienen una presencia importante, pero de media se puede hablar de una rebaja verdaderamente sensible.

Si a lo anterior sumamos el deterioro del poder adquisitivo de las familias españolas, que tanto han sufrido los últimos años en este sentido, el cóctel es realmente complicado; hay menos dinero para hacer frente a más gasto.

¿Son los créditos la solución?

Se puede llegar a entender que todo lo que desea obtener el dinero necesario para hacer frente a los gastos es una solución. Visto así, efectivamente, los créditos son una solución para la compra del material escolar, sin embargo, es una visión excesivamente simple que no tiene en cuenta ni qué tipo de productos son ni lo que pueden implicar a futuro para quien los solicita.

De entrada debemos saber que la gran mayoría de la oferta de créditos para estudios existente en el mercado se orienta a los estudios superiores. Esto significa que, dependiendo de las edades de los estudiantes, pueden incluso no alcanzar a las condiciones de financiación que ofrecen.

Dentro de aquellos productos que si abarcan esta posibilidad de financiar el material escolar independientemente de la edad encontramos algunas características comunes, generalmente se trata de productos un poco más baratos que los créditos personales, pero en absoluto se trata de productos económicos.

Para hacernos una idea, y teniendo cuenta las particularidades de cada producto una media de un crédito de estas características podría ser la siguiente:

  • Pueden financiar desde estudios básicos hasta estudios superiores
  • Se mueven en intereses alrededor del 10%
  • Presentan plazos de amortización que pueden ir desde los cinco años hasta los ocho años como máximo
  • Muchos de ellos proponen períodos de carencia de uno o dos años

Estos créditos, no van a ser más sencillos de obtener que un crédito personal, las condiciones de solicitud de acceso para ser las mismas, y como vemos, no difieren mucho de este modelo de financiación.

Por tanto, si, efectivamente de manera práctica pueden suponer una respuesta a los costes a los que qué hacer frente material escolar al comienzo del curso, dependiendo del grado de endeudamiento familiar, puede suponer una carga que, además, no olvidemos, hay que renovar año tras año, difícil de soportar.

Por tanto, si se trata de una operación que va a poner en riesgo de sobre endeudamiento a la economía familiar en absoluto puede ser recomendable, y habrá que buscar fórmulas alternativas como puede ser acudir a los mercados de productos de segunda mano o intercambios

Si no supone un riesgo de sobre endeudamiento es una opción planteable, aunque, conociendo realmente lo que implica.

imagen jamorluk pixabay.com

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *