Publicidad
Publicidad

Créditos al 0% de interés

No es muy habitual que alguna vez hayas conseguido un crédito con un tipo de interés del 0%. El tipo de interés se aplica para sobre todo compensar a la persona o entidad que presta el dinero en 3 aspectos: por no poder utilizar ese dinero para otras inversiones o gastos hasta que se devuelva (coste de oportunidad), para compensar el efecto de la inflación durante el paso del tiempo y para equilibrar el riesgo de no recuperar al final la cantidad de dinero prestada.

Sin embargo, sí que existen créditos al 0%de interés y cada vez más aunque no nos demos cuenta de su existencia. Este tipo de crédito son un estupenda ayuda para conseguir liquidez a un coste casi inexistente.

Créditos al 0%

¿Tiene sentido un crédito al 0%?

Si eres de esos ahorradores que no le ve ningún sentido a endeudarse no le verás mucho sentido a pedir un crédito, ni que tenga ni que no tenga tipo de interés pero con un crédito de este tipo la cosa cambia ya que puedes sacar un buen provecho de ese dinero sin perjuicio para tu economía si te fijas en algunos puntos clave.

Uno de ellos es la inflación. El aumento paulatino de los precios es el principal enemigo de tus ahorros pero es también un gran aliado de los que se adeudan por un 0% de interés. Al pedir el crédito tú ya tendrás el dinero que podrás utilizar para las inversiones o gastos que quieras mientras que las cuotas que vayas pagando del préstamo serán inferiores en valor, ya que no suben con la inflación, que la cantidad de dinero que pediste del crédito.

Otro punto clave es la posibilidad de invertir ese dinero. Como el crédito te va a costar un 0% de interés puedes invertirlo en algo seguro y obtener rentabilidad que te sirva para aumentar tu patrimonio.

¿Cómo conseguir un crédito al 0% de interés?

Si te ha convencido los beneficios que tiene contratar un crédito a tipo de interés 0%, te estarás preguntando donde conseguir este producto financiero. Aunque no te lo creas si hay gente y entidades, que por diversas causas, conceden este tipo de créditos.

Por ejemplo, existen unos créditos al 0% de interés que puedes solicitar a las administraciones públicas que se denominan “créditos blandos”. Suelen estar indicados para mejoras en la vivienda (por ejemplo, cambiar las ventanas lo que mejoraría la eficiencia energética) o estudios.

También es común que las tiendas concedan estos créditos para comprar sus productos. De esta manera ayudan a fomentar las ventas más, lo que el beneficio es para todos

Con las tarjetas de crédito también es posible conseguir este tipo de crédito, gracias a la modalidad de pago a final de mes por el que las entidades no te cobrarían intereses.

Y por supuesto también tienes la familia o los amigos, que normalmente no te cobran intereses. Aunque cuidado con pedir prestado a un familiar o amigo que puedes tener otro tipo de problemas.

Desventajas de los créditos al 0% de interés

Existen dos razones por las que este tipo de créditos no te interesarían:

  • La deflación: Como te he explicado antes, la inflación es ventaja para estos créditos, por lo tanto, su contraria la deflación es una desventaja. Aumentan los precios y por lo tanto el dinero obtenido del crédito pierde valor.
  • No encontrar una inversión adecuada: Si con el dinero obtenido del crédito no obtienes una rentabilidad, ya sea a través de una inversión o para gastarlo en algo que tu provoque alguna mejora sustancial en tu calidad de vida, no es inteligente endeudarte.

Así que ya conoces los créditos a tipo de interés 0%, una “rara avis” en los productos financieros pero que es muy útil bajo ciertas circunstancias.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *