Publicidad
Publicidad

Credito Sindicado

credito sindicado

Uno de los instrumentos financieros que no podemos dejar de mencionar en este sitio de créditos es el conocido como crédito sindicado, una herramienta de financiación que busca la distribución de riesgos en operaciones de financiamiento en las que existe una comunidad de intereses entre entidades distintas que confían la gestión de un crédito concedido conjuntamente a un banco agente, el cual se encarga de las relaciones entre prestamistas y el prestatario.

De esta manera, los créditos sindicados buscan dar financiación externa a través de deuda. Es decir que, a diferencia de los créditos y préstamos personales, en que las empresas obtienen un préstamo que se divide entre varios bancos.

¿Cómo funcionan los créditos sindicados?

Como primer punto, la entidad debe solicitar a varias entidades bancarias para poder saber de qué manera éstas pueden financiarla. Lógicamente, cada banco tiene un tope en el tamaño del préstamo a dar a determinado tipo de empresa. Si, la empresa pide más de ese nivel, se puede acordar un crédito sindicado.

Cada banco ofrece sindicar el préstamo entre varios bancos. Varios bancos pueden actuar como bancos agentes o coordinadores conjuntamente y también pueden existir distintos niveles de bancos participantes, es decir, algunos bancos pueden participar prestando más que otros (algo similar ocurre con los seguros y sus participaciones en riesgos conjuntamente con otras compañías).

¿La empresa deberá abonar a cada uno de los bancos?

Claramente no, porque los pagos se hacen a través de un banco, el cual será designado para distribuir el dinero a todos los participantes del crédito sindicado. Las ventajas del crédito sindicado para la empresa son que consigue préstamos más amplios de lo que es normal de sus bancos normales. Asimismo, le da más flexibilidad y alternativas.

De esta manera, un crédito sindicado se convierte en una de las formas en que las empresas consiguen financiación externa a través de deuda.

Este proceso de sindicación puede ser voluntario o comprometido, que es lo que ahora se ve más. El banco agente puede hacerlo de forma voluntaria, es decir, para conseguir lo que el mercado permita pero sin ningún compromiso, o puede ser comprometido, es decir, se compromete con la empresa que, si no consigue suficientes bancos participantes, que el banco agente cubriría lo que falta.

Normalmente hay un contrato de crédito y todos los bancos firman como participantes en el crédito sindicato, todos con las mismas condiciones de contrato.

Entre las ventajas del crédito sindicado se encuentra el de conseguir préstamos más amplios de lo que es normal de sus bancos normales, permite ampliar sus relaciones bancarias, incluso de fuera del país, donde puede que no tengan relaciones, y les permite ampliar sus fuentes de financiación que le da más flexiblidad y más alternativas.

Así, los bancos agentes se convierten en los que les permite ofrecer préstamos a sus clientes, incluso cuando sus límites de riesgo están a tope, su labor de banco agente les permite cobrar comisión adicional como organizador del crédito y les permite mantener la relación con el cliente, ya que es la cara más visible con el cliente durante todo el proceso.

Entonces, tienen una puerta abierta a clientes que normalmente no tendrían acceso por falta de conocimiento y contacto, y también les permite dar préstamos mientras amplian sus riesgos a clientes distintos e, incluso, a países distintos, ya que el proceso de sindicación no se limita a un país.

Publicidad

One response to “Credito Sindicado

  1. Pingback: Kompart.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *