Publicidad
Publicidad

Crédito Inmediato Caja de Badajoz (Grupo Ibercaja)

Uno de los objetos de crédito más habituales lógicamente se relaciona con las compras en los comercios, cuando estas compras vienen a suponer un desembolso superior a la media y necesitan por parte del usuario un fraccionamiento que reparta el gasto en diferentes plazos de tiempo.

Ante esta situación obviamente existen diferentes opciones, que van desde la solicitud de un crédito personal a través de los canales habituales las entidades financieras, hasta las propias financiaciones propuestas por determinados comercios, pasando por opciones intermedias como la que propone el Crédito Inmediato Caja de Badajoz del Grupo Ibercaja.

Crédito Inmediato Caja de Badajoz (Grupo Ibercaja)

  • ¿Cuándo cancelar un crédito?

En este caso se nos propone un crédito rápido que se puede realizar de manera directa los propios comercios mediante el cual el cliente podrá efectivamente fraccionar la compra realizada en varios meses.

Las ventajas de este tipo de producto resultan obvias, por un lado la comodidad que supone para el usuario el hecho de realizar las compras por importes mayores sin desplazarse del propio comercio, el hecho de que no resulta necesaria la firma de una póliza sino exclusivamente el contrato de crédito en el propio establecimiento, el hecho del propio aplazamiento en sí de los pagos, así como la posibilidad de cancelación anticipada.

Desde la perspectiva del comercio también estamos ante una opción interesante, ya que la autorización al crédito se realiza exclusivamente a través de una llamada telefónica a la entidad, a la par que se aporta una seguridad en el cobro a través de la asunción del riesgo del aplazamiento por parte de la entidad, aplicando un tipo de descuento establecido previamente con el comercio sobre la compra y abonando el importe resultante de la propia cuenta del establecimiento.

Este crédito no presenta comisión de apertura y permite la financiación y fraccionamiento de hasta 12.000 € por operación y titular, pudiendo elegir entre diversas posibilidades de fraccionamiento que van de tres en tres meses y arrancan en un primer plazo de hasta tres meses para un máximo de hasta 48 meses.

Un modelo de financiación inmediata en la compra en comercios que puede resultar muy útil a la hora de plantearse los fraccionamientos en compras amplias.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *