Publicidad
Publicidad

¿Cómo financiar los gastos escolares?

financiar los gastos escolares

Un año complicado para los que tiene que iniciar las clases. Mejor dicho, complicado para los padres que deben realizar todos los gastos escolares de este período escolar 2012-2013. Se acaba el verano y debemos salir de compras para pagar la vuelta al cole.

Lamentablemente, la crisis junto a la subida del IVA al 21% afectaron ampliamente a gran parte del material escolar, desde los libros hasta los uniformes pasando por libretas y bolígrafos. En consecuencia, todo se vende más caro este año, y muchas familias necesitarán un préstamo o crédito para poder afrontar este gasto.

Lo deseable es buscar fórmulas que conlleven pequeñas ventajas, como la posibilidad de incluir más cuotas de las normales en el año, periodos de carencia o reducir el plazo en cualquier momento. Aunque son una ayuda, pedir un crédito es un riesgo para las economías domésticas, ya que endeudan más a las familias.

Además, se trata de un gasto inevitable e ineludible, que suele oscilar entre los 200 y los 400 euros por niño (o más según el colegio), por ello existen distintas maneras de financiarse:

  • Pedir un préstamo personal: es la mejor opción de financiarte si tienes domiciliada la nómina, porque dan un interés bajo en comparación con otros métodos (entre el 7% y el 12% normalmente).
  • Tarjeta de crédito: si no logramos financiarnos con el banco, usemos la tarjeta de crédito. Claro, sería preferible la de las TAE más bajas
  • Solicitar un crédito rápido: estos créditos tienen un interés que suele superar el 24% TAE, pero son más fáciles de conseguir.
  • Pedir un minicrédito: última opción a la hora de financiarse, es si necesitamos una cantidad muy pequeña de dinero que podremos reembolsar en el plazo máximo de un mes, así podemos optar a los minicréditos o minipréstamos.

En resumen, los “Préstamos Vuelta de Vacaciones” permiten fraccionar en varias mensualidades los pagos, planificar los gastos y adaptarlos a las necesidades de cada familia, aunque conviene pensarlo bien antes de suscribir uno, ya que generan un mayor endeudamiento entre las familias españolas.

Entre sus principales características, se trata de una financiación muy flexible, que oscila desde un mínimo de 500 euros a un límite que puede alcanzar incluso los 60.000 euros, con tipos de interés entre el 5% y el 9%. Pero, además de ser intereses elevados, aplican comisiones de apertura que oscilan entre el 1% y el 1,5%. 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *