Cómo mejorar las condiciones de un crédito

Es lógico que cuando deseemos contratar un crédito busquemos siempre las mejores condiciones posibles. Sin embargo, en una época de sequía de financiación como la actual, esto cobra especial relevancia. Estas son algunas ideas para tratar de mejorar las condiciones de nuestro crédito.

Antes de comenzar el artículo es conveniente dejar clara la cuestión, cuando se habla de encontrar el mejor crédito, o de acercarse a las mejores expectativas de un crédito, no estamos hablando de una solución mágica, de un crédito que se concede a todo el mundo y que cumple todas las expectativas. Como todos sabemos esto no existe, y además, en una tesitura como la que atraviesa nuestro país actualmente, las condiciones de concesión de financiación personal se han endurecido sobremanera, por tanto, no estamos hablando en este caso de cómo obtener un crédito, sino de cómo mejorar las prestaciones de un crédito a contratar.

Contratar el mejor crédito

Obviamente las condiciones de un crédito presentan diferentes elementos que podrían ser tenidos en cuenta en esta búsqueda de la mejor opción para nuestro bolsillo, sin embargo en este caso vamos a centrarnos en dos de ellas, las comisiones y los tipos de interés, ya que otras cuestiones como por ejemplo los plazos de amortización o los periodos de carencia aportan beneficios relativos cuando no directamente encarecen el producto, por lo que, no las vamos a tomar en consideración.

Productos relacionados con la domiciliación de la nómina

La primera parada en esta búsqueda debiéramos realizarla en los productos directamente relacionados con la nómina, mejor dicho con la domiciliación de la nómina, es una realidad que las mejores propuestas de financiación las vamos a encontrar prácticamente siempre a partir de la vinculación con la entidad.

Existen en el mercado un buen número de productos de financiación directamente relacionados con las domiciliaciones de nóminas, en algunos casos se trata de préstamos preferenciales en los que la domiciliación supone un descuento del tipo de interés, pero, en otros casos, habitualmente vinculados a productos como las cuentas nómina, podemos encontrar los llamados anticipo nómina, o préstamo nómina, que vienen a proporcionar una financiación referenciada con los ingresos del usuario, que en algunos casos incluso presenta ausencia de intereses. Suele tratarse de financiaciones cortas, que o bien proponer el adelanto de una nómina en el caso de los anticipos, o de dos o tres de ellas en el caso de los préstamos.

Préstamos bonificados y contratación online

También relacionado de manera directa con la vinculación, los préstamos bonificados pueden presentar en ocasiones descuentos interesantes en los tipos de interés, en este caso, se debe prestar una especial atención al nivel de vinculación que se nos exige y a los productos englobados en dicha vinculación, puede llegar a darse el caso en una mala planificación, que los costes ahorrados en la bonificación se ven superados incluso por los costes de los productos contratados en paralelo, así que efectivamente se trata de una opción a tener en cuenta, pero siempre mirando con lupa las condiciones.

En muchas ocasiones se asocia los préstamos de suscripción online de manera inmediata con los más baratos, es cierto en el apartado de comisiones estos préstamos pueden llegar a presentar mejores números que los de contratación presencial, sin embargo, las condiciones de concesión son las mismas o incluso más duras que los presenciales, y los tipos de interés necesariamente no van a ser mejores, así que, efectivamente puede ser un tercer canal de revisión en la búsqueda de un crédito más barato, pero no necesariamente tiene por qué responder a nuestras expectativas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *