Bolsamania

El legendario BMW Isetta resucita en China (como coche eléctrico)

No es un secreto que la industria automovilística china se inspira muy a menudo en la europea, a veces rozando descaradamente el plagio. Una nueva demostración de esto es el Eagle EG6330K, un modelo “nuevo” que en realidad no es otra cosa que la copia moderna (y eléctrica) del legendario BMW Isetta, uno de los modelos que marcaron la historia de la marca bávara.

Para los no iniciados recordaremos que el MBW Isetta fue uno de los coches más excéntricos de la década de los años 50 y supuso un soplo de aire fresco en uno de los períodos más difíciles de la historia del viejo continente. Con gran parte de las fábricas de BMW en manos de los rusos o destruidas durante la Segunda Guerra Mundial, el Isetta se convirtió en el producto que permitió la salvación de este fabricante.

La copia china del Isetta difiere en algunos aspectos del modelo en el que se inspira: tiene cuatro puertas, y no dos como el original, monta un motor eléctrico de 5.3 CV con una batería de 72 kWh que proporciona una autonomía de cerca de 120 kilómetros y permite alcanzar una velocidad máxima de 60 km/h. No es mucho, pero la velocidad no es uno de los objetivos de este pequeño coche.

Seguro que en BMW no están muy contentos con el plagio, pero poca cosa pueden hacer más allá de quejarse. Iniciar un proceso legal lento, costoso y sin demasiadas garantías de éxito resulta desalentador. Por otra parte, es casi seguro que este clon del Isetta solamente se venderá en el mercado chino, a un precio al cambio de algo más de 4.500 euros.

Fotos – El Universal

 
'BMW Isetta ','China ','copia ','Eagle ','EG6330K ','plagio ',