Bolsamania

De Tomaso Guarà de 1993, el deportivo italiano con sabor argentino

En el año 1993 fue presentado en el Salón de Ginebra un espectacular y muy exclusivo deportivo: el De Tomaso Guarà. Con una estética típica de los años 90, este modelo llegaba para convertirse en el sucesor del De Tomaso Pantera, que en realidad era un automóvil deportivo diseñado para la competición. Pero el Guarà no siguió este camino.

Su aspecto externo era muy curioso. Lo primero que llama la atención es su morro alargado, con los faros ocultos, un look que recuerda bastante al del Mazda Rx-7. Por otra parte, la parte trasera marcada por la presencia de líneas horizontales tiene algo del Bugatti EB110, puestos a buscar semejanzas. Pero el De Tomaso Guarà es todavía más bajo y “cuadrado”. Mide 4,2 metros de largo, 2 de ancho y tan sólo 1,2 de alto. El resultado es, en todo caso, magnífico. El interior en cambio parece anclado en los cánones estéticos de los 80: formas cuadradas, abundancia de cuero y un aspecto en general bastante retro.


Ligero y veloz, el De Tomaso Guarà fue fabricado con un chasis de aluminio y una carrocería que mezcla dos materiales: fibra de vidrio y kevlar. Esta combinación hace que su peso supere por poco la cifra de los 1.000 kg (1.050 para el barchetta y 1.200 para la versión Coupé). La herencia del Pantera se refleja en el sistema de suspensión push-road, pero también en su motor V8 de 4.0 litros de BMW de aproximadamente 300 CV de potencia combinado con una caja de cambios manual Getrag.

El proyecto de Alejandro De Tomaso

El piloto argentino de origen italiano Alejandro de Tomaso participó en varias carreras del circuito de la F1 en la década de los 50, pero sería justo después de su retirada en 1959 cuando inscribiría su nombre con letras de oro en la historia del mundo del motor, fundando la marca De Tomaso Modena Spa. La empresa italiana incluyó en su logo los colores de la bandera argentina y en medio siglo nos ha regalado algunos coches deportivos tan exclusivos como espectaculares.

Los aficionados a los superdeportivos conocen de sobra los modelos Vallelunga, Mangusta y Pantera. Pero tal vez es el De Tomaso Guarà el más emblemático de todos los coches producidos por esta firma, del que solamente se produjeron 50 unidades entre 1993 y 2003. Su cotización actual entre los coleccionistas ronda los 120.000 euros.

Fotos – De Tomaso

 
'clasicos ','De Tomaso ','deportivo ','Guarà ',