Wifi en el avión: un negocio de 135.000 millones

Wifi en el avión: un negocio de 135.000 millones
| Por

Conectados por tierra, mar y aire. La banda ancha durante el vuelo tiene el potencial de crear un mercado global de 130.000 millones de dólares en 2035, generando un ingreso adicional de 30.000 millones de dólares para las aerolíneas, según un estudio realizado por la London School of Economics and Political Science (LSE) en asociación con el operador de satélites Inmarsat.

Publi

 

Vías de ingresos

Basado en datos actuales de IATA y fuentes de la industria, el estudio ‘Sky High Economics’ señala que los ingresos auxiliares que la banda ancha provendrán de cuatro flujos de ingresos principales:


  • Cargos por el acceso a la banda ancha: para proporcionar conectividad a los pasajeros durante el vuelo
  • Comercio electrónico y compras en destino: para hacer compras a bordo de la aeronave con mayores rangos de productos y ofertas en tiempo real
  • Publicidad: pagar por clic, impresiones, patrocinios, acuerdos con publicistas
  • Contenido premium: para proporcionar contenido en vivo, video a demanda y acceso a un paquete de W-IFEC

 

Según el informe, solo en 2018 se generarán 1.000 millones de euros gracias al Wifi móvil en el aerolíneas. Hasta este año solo unas 53 aerolíneas ofrecen acceso a Internet en el avión.  Para 2035, apoyada en una fuerte demanda de los pasajeros, Internet durante el vuelo será un servicio generalizado en las aeronaves comerciales y proporcionará unos ingresos extra. Las aerolíneas reciben 17 dólares adicionales por pasajero por servicios auxiliares “tradicionales”, como compras en el duty free, ventas a bordo durante el vuelo y en alimentación. Para 2035, sólo la banca ancha en el avión generará 4 dólares por pasajero.

 

Un nuevo mercado

Los operadores de telecomunicaciones obtendrán buena parte de los ingresos generados por esta actividad en los aviones. El informe de LSE estima en 19.000 millones de dólares para 2035 el negocio potencial. “Capitalizando los tiempos de vuelo más largos, los ingresos adicionales provendrán de la capacidad de maximizar las plataformas de comercio electrónico y obtener negocios llamativos con proveedores de contenido para ofrecer paquetes premium”, explica el estudio. Sólo las aerolíneas de bajo costo generarán 11.000 millones de dólares, de los cuales la mayor parte provendrá de la venta de conectividad a los pasajeros. Una oportunidad que no dejarán pasar empresas como Ryanair, que cobra por todo.

 

La investigación también identificó que a nivel regional, la mayor oportunidad para servicios auxiliares permitidos por la banda ancha es la región de Asia y el Pacífico. Impulsada por el aumento de pasajeros y la disponibilidad de servicios, la región de Asia y el Pacífico representará 10.300 millones de dólares de ingresos auxiliares para 2035, seguida por Europa (8.200 millones de dólares) y América del Norte (7.600 millones de dólares). “La oportunidad disponible para las aerolíneas es enorme. Veremos el surgimiento de negocios innovadores, sociedades que se forman y cambios fundamentales en los modelos de negocio. Los ingresos auxiliares que permite la banda ancha tienen el potencial de formar un mercado totalmente nuevo y es algo que las aerolíneas deben comenzar a planificar ahora”, según Alexander Grous, investigador de la LSE.

 


¿Quiéres más actualizaciones?



Suscríbete a -Hemerotek- por email