Uber sigue perdiendo dinero y busca una inversión milmillonaria desde Japón y Arabia Saudí

Uber sigue perdiendo dinero y busca una inversión milmillonaria desde Japón y Arabia Saudí
La polémica App de transporte Uber (Uber)
| Por

En plena guerra con el taxi en medio planeta, con las autoridades de protección de datos, tribunales y con sus propios inversores, Uber está a punto de conseguir más munición para su objetivo de dominar el mundo del transporte en las ciudades.

Publi

 

Softbank, el gigante de las telecomunicaciones e Internet de Japón dirigido por Masayoshi Son, y el fondo saudí Visión Fund ultiman una inyección multimillonaria sobre la plataforma de transporte alternativo que ronda los diez mil millones de dólares y que valora a Uber en algo más de 40.000 millones, según informa Bloomberg.


 

Pesado gigantesca de esta cifra, la realidad es que Uber está pasando por grandes apuros que le han llevado a cambiar por completo la dirección de la empresa y afrontar serios problemas legales en los tribunales por presuntas violaciones de alguno de sus conductores y por la filtración de los datos de sus decenas de millones de usuarios en todo el mundo.

 

Pérdidas y más pérdidas

Pese a todo, la inyección de capital que lidera Softbank llega como agua de mayo en un momento crítico para afrontar el auge de sus principales competidores cómo Lyft o la española Cabify. Pero también ante el incremento de la rebelión de los taxistas en las principales ciudades occidentales, incluyendo entre ellas a Madrid y Barcelona, que hoy vivirán una nueva huelga general del taxi a la que están convocados más de 70.000 conductores del gremio.

 

La otra cara de la operación es quizá menos conocida entre el gran público. Esta nueva inversión para Uber es el reconocimiento de una derrota y el recorte de la valoración de una empresa que llego hasta los 70.000 millones de dólares en alguna de sus últimas rondas de financiación. Uber no deja de perder dinero y necesita nuevo capital.

 

Según avanza Reuters, que cita fuentes conocedoras de los resultados, las pérdidas de la compañía en el tercer trimestre de este año se elevarían a 1.400 millones de dólares frente a los 1.000 millones del segundo trimestre. Uber habría visto como sus ingresos crecieron un 14% interanual, hasta superar los 2.000 millones.

 

Junto al repliegue de Uber de países como China, dónde parece haber sido derrotada por Didi (respaldada por Apple), o la perdida de terreno con Lyft en Estados Unidos (recién invertida por Google), los inversores de Uber han tenido que reconocer que su apuesta por la compañía no marcha todo lo bien que quisieran.

 

Con una valoración de 40.000 millones, la ronda que lidera Softbank supone recortar a prácticamente la mitad el valor de Uber entre cuyos planes encuentra la salida a bolsa. Softbank parece el aliado definitivo para alcanzar ese objetivo.

 

La teleco japonesa se ha convertido en un actor principal en la escena tecnológica a nivel mundial. Sus inversiones en compañías como Alibaba, Supercell, Sprint o, de forma más reciente, en la impresionante firma de robótica Boston Dynamics.


¿Quiéres más actualizaciones?



Suscríbete a -Hemerotek- por email