Los gemelos Winklevoss golpean dos veces: primeros en bitcoin y ahora en sus derivados

Los gemelos Winklevoss golpean dos veces: primeros en bitcoin y ahora en sus derivados
Los hermanos Winklevoss.
| Por

Se hicieron famosos a raíz de la demanda que presentaron contra Mark Zuckerberg fundador de la red social Facebook por haberles usurpado la idea de la plataforma. Como se contó en la película ‘La red social’, la cosa acabó en juicio y en una indemnización millonaria por parte del fundador de Facebook a los hermanos Winklevoss.

Publi

 

Con parte de aquella compensación, estos dos gemelos iniciaron su propia andadura en el terreno de los negocios digitales. Comenzaron como inversores en startups y pronto descubrieron la que es hoy la inversión de moda: el Bitcoin. Se estima que invirtieron unos 11 millones de dólares en la compra de criptodivisas allá por 2013 y su inversión hoy ya vale más de mil millones de dólares. Son los primeros milmillonarios con bitcoins.


 

Los creadores de Gemini

Pero la actividad los Winklevoss en torno al bitcoin poco ha tenido que ver con su desarrollo tecnológico, sino con su expansión a los mercados financieros y Wall Street. Los gemelos crearon Gemini uno de los primeros mercados para la compraventa de criptodivisas y su siguiente paso fue intentar lanzar un fondo cotizado ETF para democratiza la inversión en la criptomoneda.

 

Aquella iniciativa quedó en agua de borrajas cuando las SEC, el supervisor  cerró la puerta a su constitución. Sin embargo, la perseverancia de los Winklevoss está apunto de tener su frutos de otra manera. 

 

Los bitcoins custodiados por Gemini se van a convertir en el subyacente y creador de mercado de los primeros futuros sobre el bitcoin que está a punto de lanzar la Chicago Board of Exchange (CBOE).

 

Será este domingo 10 de diciembre cuando comenzarán a cotizar estos derivados financieros, que pretenden introducir el apalancamiento en el mercado del bitcoin amén de los grandes inversores institucionales de Wall Street.

 

La llegada de estos derivados no es baladí para que no se dedican a la industria financiera, ya que permitirá no solo apostar a la evolución futura del bitcoin, si no también protegerse ante posibles caídas en las cotizaciones o incluso apostar a la baja contra la criptomoneda. De nuevo, los gemelos golpean dos veces: primero fue el Bitcoin y ahora sus derivados.


¿Quiéres más actualizaciones?



Suscríbete a -Hemerotek- por email