Por qué Netflix no teme a la competencia con sus 100 millones de suscriptores

Por qué Netflix no teme a la competencia con sus 100 millones de suscriptores
Reed Hastings. (Netflix)

Netflix, la plataforma de vídeo de pago por Internet, ha vuelto a actualizar sus cifras de negocio en este arranque de 2017. En el primer trimestre, la compañía alcanzó los 2.640 millones de dólares en ingresos trimestrales, un 35% más que el año anterior y en línea con lo previsto por los analistas. Su beneficio creció un 543% en tasa interanual, hasta los 172,2 millones de dólares. Gana dinero del bueno, a espuertas y se aleja de las dudas del pasado sobre su voluble volatilidad. Netflix era como el guadiana, que de ver en cuando se asomaba a los beneficios.

Publi

La compañía cerró el periodo con 98,5 millones de suscriptores en 190 países, aunque EEUU supone algo más de la mitad del total de clientes. La plataforma consiguió 5 millones de nuevos suscriptores en el trimestre, dos tercios de ellos fuera de EEUU. La gran noticia es que Netflix comienza a ser rentable (y mucho) también fuera de su país de origen después de su expansión a 130 países en 2016, entre ellos, España. Gracias a los dispositivos móviles y la agilidad de su aplicación, se ha convertido en omnipresente en smartphones y tabletas por todo el mundo. Su plataforma es la gran ganadora del consumo de vídeo de pago en Internet. Con todo, su valor en bolsa no deja de crecer y ya supera los 63.000 millones de dólares.

 


¿Competidores?

“La oportunidad que nos brinda el crecimiento de Internet global es gigantesca y nuestro plan es seguir invirtiendo a medida que aumentamos los márgenes de suscripción, ingresos y operación”, ha dicho en su tradicional carta a los accionistas su fundador y consejero delegado, Reed Hastings. En su comentario descarta que ahora mismo tengan competidores que puedan cambiar su trayectoria pese al lanzamiento en la red de servicios similares como como Sling, Playstation Vue, DirecTV Now, YouTube TV y el próximo servicio de Hulu. Tampoco el reciente lanzamiento del servicio en streaming de Amazon para ver deportes y la NFL. Al menos no le temen, de momento.

“Creemos que estas plataformas probablemente serán competidores de forma más directa de los servicios existentes de televisión de pago, ya que ofrecen un paquete con los mismos canales de 30 a 60 dólares por mes, y se dirigen a un segmento de la población que no se suscribe a un paquete de televisión de pago. Pero no creemos que tengan mucho impacto en nosotros, ya que Netflix es en gran parte complementario a los paquetes de televisión de pago. Nuestro enfoque también está en el vídeo bajo demanda, la visión libre comercial en lugar de la programación en vivo o financiada por publicidad”, explica Hastings.

Más producción en España

Uno de los retos y signos de diferenciación de Netflix frente a su competidores es la producción propia de contenidos para su plataforma. Es su gran caballo de batalla y el eje de su estrategia competitiva. En la presentación de resultados, Ted Sarandos, responsable de producción y adquisición de contenidos de Netflix, avanzó que están invirtiendo en nuevas producciones en países como España, Italia, Francia y Alemania, una receta que les ha dado buenos resultados en su desembarco en países como México y Brasil. Es el sencillo secreto de su expansión y fidelización de clientes: invertir en series y películas originales que se emiten de forma exclusiva en su plataforma. Está construyendo su barrera de entrada a la competencia.

¿Quiéres más actualizaciones?



Suscríbete a -Hemerotek- por email



Comentar