Canon AEDE, tasa Google, LPI: camuflaje de ayudas públicas a la prensa privada

Canon AEDE, tasa Google, LPI: camuflaje de ayudas públicas a la prensa privada
(Aede)
| Por

La nueva Ley de Propiedad Intelectual (LPI) está vista para sentencia sin la modificación, ni un ápice, de sus propuestas más polémicas, incluida la tasa a los agregadores de noticias como Google, Facebook, Twitter o Menéame, entre otros. El texto, aprobado en el Congreso y en el Senado, tendrá su rúbrica a través del BOE. Ha sido también bautizada como Canón AEDE o tasa Google, debido a que serán las empresas editoras de prensa y libros quienes recibirán el dinero recaudado por entidades de gestión entre aquellas páginas web que usen “fragmentos no significativos” de contenidos publicados en prensa.

Publi

Relacionado:

La generalidad de la descripción pone en riesgo el “derecho de cita” y el enlace (link) al contenido original a través de la web. Las miradas se centran en Google, que sigue sin pronunciarse oficialmente y “todavía no ha tomado una decisión”, según fuentes próximas al buscado. El buscador valora cerrar su servicio de agregación de noticias (Google News), como adelantóEl Mundo, pese a que no cuenta con publicidad, o excluir a los medios que pretendan exigir el cobro del canón.


Ayudas públicas indirectas al sector privado

El espíritu de la ley poco tiene que ver con resolver algún problema, sino con recaudar para financiar a grupos editoriales como Vocento, Planeta, Prisa, Godó, Zeta o Prensa Ibérica, que no se han adaptado al cambio en el consumo y distribución de información (digital vs papel). Serán en cambio las empresas digitales que sí han hecho sus deberes quienes financien a las anteriores.

El dinero, como siempre, saldrá de los bolsillos de los lectores/usuarios ya que será el Gobierno quien adelante el pago de esta tasa a los editores y, posteriormente, las entidades de gestión como Cedro recaudarán entre otros operadores privados.

En realidad, se trata de un nuevo impuesto debido al caracter “irrenunciable” de cobro que tendrá la tasa entre las empresas creadoras de contenidos. De esta manera, el Gobierno -impulsor de la Ley junto al grupo parlamentario del Partido Popular (PP)- lleva adelante las ayudas indirectas a la reconversión de la prensa, que la patronal AEDE viene reclamando desde la legislatura anterior con Zapatero y Fernández de la Vega en el Ejecutivo.

Es una reedición de la financiación que viene recibiendo RTVE desde que retiró la publicidad de sus canales. Grupos privados como Mediaset, Atresmedia o Telefónica aportan cada año al conglomerado de radio y televisón públicas. Según la ley audiovisual de 2009, el 3% de los ingresos brutos de los canales en abierto, el 1,5% de los de pago y el 0,9% de las operadoras van a las arcas de RTVE, que además cuenta con una dotación de unos 500 millones de euros anuales en los Presupuestos Generales del Estado.


¿Quiéres más actualizaciones?



Suscríbete a -Hemerotek- por email