Google, muy ‘suave’ ante la Ley Lasalle y el canon AEDE: “Trabajamos con muchos editores para aumentar su tráfico web”

| Por

Hemos estado colaborando con muchos editores en diversas iniciativas para aumentar el tráfico a sus sitios web, así como sus ingresos y la implicación de sus lectores o espectadores, y tenemos ganas de seguir haciéndolo. Creemos que la innovación y los nuevos modelos de negocio constituyen el mejor modo de progresar“, explica en un postLuis Collado, director de Alianzas del buscador en España.

Publi

Se trata de esperada respuesta oficial de Google -dos semanas después- al proyecto de reforma de la Ley de Propiedad Intelectual (LPI) que pretende imponer una tasa a los agregadores de noticias, cuyo objetivo es financiar a los medios de comunicación en papel y su reconversión al formato digital. El escrito no se moja demasiado, pero deja abierta la predisposición a negociar desde Google.

Google es la principal empresa de medios digitales en España con más de 500 millones de euros en ingresos por publicidad digital, según estimaciones del sector, de los que alrededor de un 25% van a parar, precisamente, a los propios editores que usan la herramienta Adsense del buscador. Su sección Google News no ofrece publicidad y en ella participan voluntariamente los medios, que pueden darse de baja directamente, según explica la compañía en su comunicado.


Lectura recomendada: Desmontando el canon AEDE, por Antonio Delgado

La norma enfrente a dos asociaciones del sector, la AEDE (Vocento, Unedisa….) y la AEEPP, que incorpora a algunos medios digitales y publicaciones independientes. Esta última, que trabaja desde hace meses mano a mano con Google, ha mostrado su frontal oposición a la futura LPI o Ley Lasalle (diseñada por el secretario de Estado de Cultura, José María Lasalle). “El proyecto de ley promovido por el Gobierno que modifica la actual Ley de Propiedad Intelectual (LPI) supone la amenaza de un retroceso para España en el panorama digital”, explica la AEEPP en un comunicado.

Se trata de una norma en la que los propios periódicos de AEDE, de la mano de Lasalle, entran en conflicto, ya que muchos dependen del tráfico que les envía diariamente Google y, por otro lado, pretenden cobrarle al buscador por aparecer en sus páginas. La LPI también afecta a los llamados agregadores de noticias como Meneame, que también ha expresado su rechazo también ante una política que afecta a todas las publicaciones en Internet, pero que está enfocada a financiar a unos pocos medios.


¿Quiéres más actualizaciones?



Suscríbete a -Hemerotek- por email