Qué puedes desgravar si trabajas desde casa

Qué puedes desgravar si trabajas desde casa

| 12/11/2015 | 4 Comentarios

El teletrabajo se impone en España, aunque no tanto para los empleados sino para los autónomos. Cada vez hay más freelance y profesionales que trabajan por proyecto desde su domicilio. Si eres uno de ellos, te contamos qué gastos puedes desgravar en el IRPF y en la declaración trimestral de IVA.

La oficina en casa, el sueño de muchos trabajadores que cada día tienen que coger el coche para ir a la oficina y malgastar horas de su vida ‘in intinere’, como se denomina a ese periodo en el que se va de casa al trabajo. Sin embargo, trabajar desde casa también supone incurrir en muchos gastos que de otra forma quedarían en la oficina. Para los empleados por cuenta ajena se trata de un mal menor, pues todavía son pocos los que teletrabajan a tiempo completo. De hecho, la mayoría de quienes lo hacen son autónomos o freelance y aquí es donde cobra sentido el juego fiscal de la vivienda.
Qué gastos puedes deducir como autónomo si trabajas desde casa

¿Qué se puedes desgravar como autónomo si trabajas desde casa? Seguro que la primera respuesta que se te ha pasado por la cabeza es: ¡todo! Lamentablemente eso no es así y Hacienda es muy meticulosa a la hora de admitir según y qué gastos y según y en qué porcentaje de los mismos para el freelance que trabaja desde casa.

La casa-oficina, espacio persona y profesional

Lo primero que debes saber es que Hacienda va a pedir que delimites claramente los espacios dentro del hogar. Es decir, fijar exactamente qué lugares de la vivienda destinarás a tu actividad profesional y cuáles serán para uso personal.

Esto es necesario porque después sólo podrás desgravar por el porcentaje del gasto que esté relacionado con tu trabajo -lo que técnicamente se denominaría “afecto a la actividad”-. Así, por ejemplo, si queremos desgravar por el uso de internet y el despacho sólo supone un 15% de la superficie total de la vivienda, ese será el porcentaje de la factura total  que podrás deducir. Si nuestra operadora nos cobra 100 euros al mes, sólo podremos desgravar 15 euros, ya que el resto se entenderá que ha sido disfrute personal y no laboral. Por eso mismo es crucial que aprendas a separa los gastos de suministros.

¿Y si trabajo en el salón? Mala suerte, habrá muchos gastos que no podrás incluir o que será muy complicado que justifiques o separes de lo que son gastos del hogar.  Eso sí, habrá otros que podrás desgravar al 100%, sin aplicar porcentajes.

Qué gastos se pueden desgravar

Y por fin llegamos a la parte central del post qué gastos se pueden deducir en la declaración de la renta como autónomo que teletrabaja-si quieres saber lo que puedes deducir de IVA consulta este otro post-.

Según el tipo de vivienda

Si la vivienda es en propiedad será necesario que sea también el domicilio que aparezca en el alta en el IAE y como autónomo. En este caso se podrá desgravar la parte proporcional de IBI, comunidad, seguro del hogar e incluso de los intereses de la hipoteca. Eso sí, después al hacer la declaración de la renta habrá que fijarse en no incluir estos gastos en el apartado de vivienda habitual, donde también habrá de respetarse el porcentaje destinado a vivienda.

Si la vivienda es de alquiler pasaremos a deducir la parte proporcional del alquiler y el resto de gastos que ya hemos incluido con la vivienda en propiedad como el IBI o la comunidad en caso de que también lo paguemos nosotros. Esos sí, no podrás incluir el dinero que desgravas como autónomo en la deducción por alquiler dentro de la declaración de la renta, porque estaría desgravando dos veces por un mismo desembolso. Recuerda también que el alquiler deberá ser de negocio y llevar IVA para poder desgravarlo.

Qué gastos se pueden desgravar de la ofician en casa

Material de oficina, libros y tecnología

Se podrá desgravar la compra de ordenadores, impresoras, software, teléfono, libros y revistas profesionales y cualquier material de oficina en general siempre y cuando esté afecto a la actividad. Es decir, que su uso vaya a destinarse al trabajo de forma casi exclusiva.

El coche y el transporte

En el caso del transporte deberemos poder justificar los gastos que incluyamos como tales y demostrar que están relacionados con la actividad. Así, por ejemplo, si dejado el coche en el parking, deberá ser porque hemos ido a ver un cliente o realizado alguna actividad relacionada con el trabajo como una entrevista en el caso de un periodista, por ejemplo. Por eso mismo siempre es bueno llevar un registro de a quien visitas e incluso pedir justificantes de las reuniones.

Con el propio coche podremos desgravar su compra siempre que esté afecto a actividad. En cuanto a los gastos, la norma dice que para poder deducir por las reparaciones y la gasolina, el vehículo debe estar afecto a actividad al 100%. Dicho de otra forma, que si también hacemos un uso personal del mismo no podremos desgravar. Sin embargo, está más que extendida la práctica de deducir sólo el 50% de los gastos cuando se hace un uso mixto del vehículo -la mayoría de inspectores asumen que se trata de algo normal-.

Comidas y viajes

Otro importante caballo de batalla para los autónomos. Los gastos incluidos en este apartado deben de ser razonables y, sobre todo, poder justificarse. Si hemos ido a comer, tendremos que demostrar que ha sido porque hemos ido a ver a un cliente y si es fuera de la comunidad de residencia, es aconsejable que tenga su consiguiente gasto por desplazamiento aparejado. De otra forma no resultaría en absoluto creíble.

Telecomunicaciones y suministros del hogar

La máxima que debemos seguir es que todo esté a nombre del autónomo y a ser posible en contratos que diferencien el uso privado del personal, tanto en lo que al móvil se refiere como al resto de gastos relacionados. Esto también es aplicable a los gastos de suministro del hogar, donde además sería interesante registrar el aumento del consumo desde que comenzó la actividad.

La última sentencia del Tribunal Supremo permite deducir a efectos de IVA los suministros del hogar, aunque sólo en la parte proporcional al uso que se haga de los mismos para la actividad económica, por lo que ya no queda duda sobre la deducibilidad de estos gastos a efectos del Impuesto sobre Sociedades y el IRPF.

Ropa

Sólo en caso de ser imprescindible para trabajar podrá desgravarse. Esto no se aplica al comercial que debe ir bien vestido a ver a sus clientes y pretende desgravar los trajes que compra. Sí se aplicará a un obrero que debe llevar un mono de trabajo, por ejemplo.

Gastos deducibles de IVA e IRPF para los autónomos

Seguridad Social

Los gastos en Seguridad Social del autónomo serán deducibles, así como los que pague por sus empleados. Es decir, podremos desgravar o restar a nuestros ingresos las cuotas de autónomos que pagamos todos meses.

Servicios profesionales

El administrador, quien nos ayude a hacer la declaración de la renta, los servicios informáticos, la persona que nos diseña la web… Todo esto son gastos deducibles como cualquier otro servicio que hayamos contratado relacionado con nuestra actividad. Si invertimos en publicidad para nuestro negocio, también se podrá desgravar.

Seguro de salud

Los seguros de salud y enfermedad se pueden desgravar, tanto los contratados por el autónomo como los del su cónyuge e hijos siempre que éstos sean menores de 25 años. El límite a deducir será de 500 euros por persona.

Cómo se aplican las deducciones en el IRPF

Al hacer la declaración de la renta como autónomo deberás rellenar el apartado de Actividades Económicas donde consignarás tus gastos e ingresos. Estos gastos deducibles irán directamente contra tus ingresos minorando la cantidad final por la que deberás hacer la declaración de la renta.

Para que lo entiendas mejor, si has ganado 40.000 euros con tu actividad y has tenido unos gastos de 15.000 euros, será como si sólo hubieses ganado 25.000 euro a efectos fiscales. Además, sobre esta cifra se podrán aplicar el resto de deducciones de IRPF a las que puedas tener derecho como vivienda, hijos y también las relacionadas con las inversiones.

Estos son en líneas generales los gastos que podrás desgravar como autónomo. Si además quieres saber cómo hacer la declaración de la renta, en este post te lo explicamos.

También te puede interesar:

Imagen – Iriana Shiyan en Shutterstock

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Categoría: Fiscalidad

¿Algo que añadir? ¡No te cortes!

Loading Facebook Comments ...

Comentarioss (4)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. José Trecet dice:

    Para los trabajadores por cuenta ajena desde casa los gastos a desgravar son los mismos salvo el alquiler si no te incluyen IVA.

  2. Eva dice:

    Y si trabajas desde casa por cuenta ajena, como es mi caso?

  3. Impuestos Renta dice:

    En este caso se desgravaría todo.

  4. julio ibañez dice:

    Adicional a los intereses, se puede desgravar la amortización de capital en la hipoteca?

Deja un comentario


Logo FinancialRed