¿Qué es la renta del ahorro? - Declaracion de la Renta

¿Qué es la renta del ahorro?

| 09/12/2011 | 0 Comentarios

En la declaración de la renta tributamos por los ingresos obtenidos a lo largo del ejercicio fiscal. Cada una de las rentas obtenidas tributará en función de su procedencia, de forma que no pagaremos los mismos impuestos por las rentas del trabajo que por las rentas del ahorro. Vamos a ver cuáles son estas últimas y cuánto habrá que pagar a Hacienda por ellas.

A la hora de hacer la declaración de la renta hay que dividir las rentas obtenidas según su procedencia de forma que contamos con renta general o renta del trabajo y rentas del ahorro.

Según se explica en el Manual de la Renta que cada año publica la Agencia Tributaria constituyen la renta del ahorro:

  1. Los rendimientos del capital mobiliario previstos en los apartados 1, 2 y 3 del artículo 25 de la Ley de IRPF, con excepción de  los rendimientos del capital mobiliario previstos en el apartado 2 del artículo 25 de esta Ley correspondientes al exceso del importe de los capitales propios cedidos a una entidad vinculada respecto del resultado de multiplicar por tres los fondos propios, en la parte que corresponda a la participación del contribuyente, de esta última y que se integrarán en la renta general.
  2. Las ganancias y pérdidas patrimoniales que se pongan de manifiesto con ocasión de transmisiones de elementos patrimoniales.

Dicho en un lenguaje algo más plano, integrarán la renta del ahorro prácticamente la totalidad del dinero obtenido por nuestras inversiones  desde dividendos, participaciones en beneficios de cualquier tipo de entidad, depósitos financieros, acciones, fondos de inversión…. Aquí habrá que incluir incluso el rendimiento de las cuentas corrientes.

Tras el cambio en la fiscalidad del ahorro y de forma general, la fiscalidad de los productos financieros hace que las ganancias obtenidas hasta 6.000 euros tributen al 19%, mientras que por las cantidades que superen esta cifra tributarán al 21%. Lo que es importante recordar es que en ningún caso habrá que pagar hasta que materialicemos estos beneficios. Es decir, que por mucho que una acción vaya subiendo no habrá que tributar hasta que hayamos vendido el título y obtenido una ganancia real, algo que también puede aplicarse a los fondos de inversión.

Evidementemente, existen algunos productos que tributan de forma algo diferente como es el caso de los planes de pensiones en el IRPF. Por eso mismo y para aclarar dudas, aquí os dejamos algunos supuestos concretos:

Y como colofón, un video explicativo sobre fiscalidad:

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Categoría: General, IRPF, Renta 2011

¿Algo que añadir? ¡No te cortes!

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario


Logo FinancialRed