Deducciones en la renta por invertir en empresas - Declaracion de la Renta

Deducciones en la renta por invertir en empresas

| 10/04/2017 | 4 Comentarios

Descubre cuánto puedes desgravar en el IRPF, tanto a escala estatal como en lo relativo a los impuestos autonómicos, por meter tu dinero en un nuevo negocio o dedicarlo a la compra de acciones.

Tanto si eres emprendedor como inversor en startups, la declaración de la renta te ofrece la posibilidad de sacar tajada fiscal por tus inversiones. La declaración de la renta permite aplicar deducciones por el dinero invertido en empresas, siempre que se cumplan determinadas condiciones.Deducciones autonomicas por invertir en empresas

Como parte de su programa para incentivar la inversión en nuevas tecnologías, el Gobierno aprobó en el año 2013 la que se conoce como la deducción para Business Angels y que permite a los inversores en empresas de nueva creación obtener beneficios fiscales como ya hacen otros países del entorno europeo.

Las ayudas en este sentido distan mucho de las que se practican en entornos países como Reino Unido, por ejemplo, pero sí que suponen un incentivo fiscal para estos ángeles empresariales.

Incentivos fiscales a la inversión en empresas

El objetivo de estas deducciones por invertir en empresas es incentivar a las personas con dinero a destinar parte de su patrimonio a proyectos empresariales en sus primeras etapas y también ayudar a los emprendedores. Es una fórmula para tratar de desviar parte del capital hacia empresas incipientes como alternativa a la inversión bursátil tradicional.

La deducción estatal para inversores en empresas

Existe una deducción estatal para los inversores en empresas de nueva creación a la que se suman las que después pueda aplicar cada comunidad autónoma y que veremos más adelante.

Nota: Descubre aquí el truco para ahorrar el 20% de tu sueldo sin esfuerzo.

La bonificación se aplica exclusivamente sobre la cuota íntegra estatal y permite aplicar una deducción máxima de 10.000 euros a razón del 20% de las cantidades aportadas para la compra de acciones sobre una base que no podrá superar los 50.000 euros. Todo lo que supere los citados 50.000 euros de inversión quedará fuera del incentivo fiscal.

Compatibilidad de las desgravaciones estatales y autonómicas en la renta

Sin embargo, según especifican desde la Agencia Tributaria, “no formará parte de la base de deducción las cantidades satisfechas por la suscripción de acciones o participaciones cuando respecto de tales cantidades el contribuyente practique una deducción establecida por una comunidad autónoma en el ejercicio de sus competencias”.

fiscalidad de las letras del tesoroAdemás, para poder disfrutar de ella es necesario que la empresa en la que se invierte cumpla una serie de requisitos.

  • Para empezar, que los fondos propios de la empresa en la que se invierta no superen los 400.000 euros. Y es que el objetivo de esta bonificación fiscal es el de apoyar a las startups, compañías de reciente creación y pymes.
  • Tampoco se admitirá la inversión en empresas cotizadas, incluidas las del Mercado Alternativo Bursátil (MAB).
  • El proyecto deberá estar constituido bajo una de las siguientes formas societarias: sociedad anónima, sociedad de responsabilidad limitada, sociedad anónima laboral o sociedad de responsabilidad limitada laboral.
  • La empresa deberá, lógicamente, realizar actividad económica

A ello hay que añadir una serie de condiciones sobre las propias acciones, empezando porque deberán mantenerse durante por lo menos un plazo de tres años. Para evitar concentrar la inversión en proyectos familiares, la participación conjunta del contribuyente y familiares no podrá superar el 40% de la entidad.deducciones-que-no-puedes-olvidartePor supuesto, las acciones no pueden ser de empresas en las que se ejercía actividad previamente, algo que Hacienda vigila con especial atención.

Deducciones autonómicas por invertir en empresas

la deducción estatal por invertir en empresas de nueva creación se suman las deducciones autonómicas que muchas comunidades aplican en su tramo de la renta 2016 para quienes apuestan por las empresas autóctonas.

En este sentido, el funcionamiento es similar al de la deducción estatal, aunque cambian las cantidades y, sobre todo, están limitados a la inversión en startups del territorio. Si compras participaciones en una empresa de otra región, te quedarás sin desgravar.

Deduccion en la renta por invertir en acciones

Andalucía

Permite una deducción del 20% de las cantidades destinadas a la compra de acciones y participaciones sociales  como consecuencia de acuerdos de constitución de sociedades o de ampliación de capital en sociedades mercantiles con forma de sociedad anónima laboral o limitada laboral, que tangan su domicilio social y fiscal en Andalucía. El límite máximo de la deducción es de 4.000 euros.

Para poder beneficiarse de esta deducción habrá que mantener la inversión durante un plazo de tres años y su participación junto con la de su esposa y familiares de hasta tercer grado no podrá superar el 40%. Además, si la empresa es de nueva creación, tendrá que contar por lo menos con un empleado y si se trata de una ampliación de capital, la sociedad no podrá superar los tres años de vida.

Aragón

Los aragoneses podrán aplicar una deducción del 20% sobre las cantidades invertidas en la compra de acciones en el MAB con un máximo de 10.000 euros siempre y cuando la empresa tenga su domicilio social y fiscal en Aragón. Además, la participación no podrá superar el 10% del capital social de la compañía y deberá mantenerse por lo menos durante dos años.

Los Business Angels también pueden optar a una deducción por inversión en sociedades de nueva creación que es incompatible con la anterior bonificación fiscal.  La deducción será de un 20% de las cantidades aportadas hasta un máximo de 4.000 euros al año aunque con una serie de limitaciones, ya que sólo podrá aplicarse sobre la cuantía invertida que supere la base máxima de la deducción general por inversión en la adquisición de acciones o participaciones sociales de nuevas entidades o de reciente creación.

Ambas deducciones son incompatibles entre sí. Es decir, se puede desgravar por uno u otro motivo, no por ambos.

Asturias

No aplica ningún tipo de deducción por la compra de acciones o inversión en empresas.

Islas Baleares

En las Islas Baleares dispones de una deducción del 20% sobre las cantidades invertidas en la compra de acciones para la constitución o ampliación de capital de empresas hasta un máximo de 600 euros al año por contribuyente, incluso en declaración conjunta, es decir, que en este caso el total ascendería a 1.200 euros.

La deducción se podrá aplicar en el año de compra y en los dos siguientes ejercicios, pero para ello habrá que cumplir una serie de requisitos, como mantener las acciones durante cuatro ejercicios y que la empresa tenga su domicilio social y fiscal en las Islas Baleares y que cuente por lo menos con un empleado.

Además, deberá realizar actividad económica real, que no podrá consistir en la gestión de un patrimonio mobiliario o inmobiliario.

Del mismo modo, la participación conjunta del contribuyente y familiares de hasta tercer grado no podrá superar el 40% del capital social.

Canarias

No aplica ningún tipo de deducción por la compra de acciones.

Cantabria

La deducción para los cántabros es del 15% de las cantidades aportadas en la creación de nuevas sociedades o la ampliación de capital en empresas consideradas pymes y con su domicilio social y fiscal en Cantabria. El límite de la deducción se sitúa en los 1.000 euros al año. 

La deducción limita el papel del contribuyente en la empresa, ya que no podrá ostentar ningún cargo directivo, y le obliga a mantener la inversión durante tres años. Su participación y la de sus familiares tampoco podrán superar el 40% del total de la sociedad.

Cuando la inversión sea una ampliación de capital, la empresa deberá mantener la plantilla por lo menos durante dos años.

Castilla-La Mancha

Este año no se contempla ningún tipo de deducción por inversión en empresas, algo que sí incluyó en la renta de otros años, la más cercana en 2014, con un 20% hasta un máximo de 5.000 euros.

Castilla y León

En Castilla y León la deducción asciende a un 20% de las cantidades invertidas en ampliaciones de capital y nuevas empresas con sede fiscal y social en la comunidad. El límite máximo es de 10.000 euros tanto en tributación individual como en conjunta y sólo darán derecho a desgravar las adquisiciones hasta el 40% del capital social que además se mantengan durante un periodo de tres años.

Además, la empresa tendrá que incrementar su plantilla en una proporción de una persona por año por cada 100.000 euros de inversión con derecho a deducción y mantener esa plantilla por lo menos durante tres años.

Cataluña

En Cataluña conviven varios tipos de desgravaciones por inversión. La primera es del 30% de las cantidades aportadas para la adquisición de acciones en nuevas empresas o ampliaciones de capital con un límite máximo de 6.000 euros o del 50% con un límite de 12.000 euros cuando se trate de sociedades creadas o participadas por universidades y centros de investigación.

Como en los casos anteriores, este incentivo para Business Angels esta supeditado a que la empresa se encuentre radicada en Cataluña y, aunque el contribuyente podrá formar parte de su consejo de administración, no podrá llevar a cabo tareas de directivo. Además, su participación más la de sus familiares de hasta tercer grado no podrá superar el 35% y deberá mantenerse durante tres ejercicios.

Del mismo modo la compañía debe realizar actividad económica más allá de la gestión de un patrimonio mobiliario o inmobiliario y contar por lo menos con un empleado, un requisito que, como hemos visto, es común a la mayoría de las comunidades.

En cualquier caso, su volumen de facturación no podrá superar el millón de euros en el momento de la inversión.

También existe una desgravación del 20% de las cantidades invertidas en empresas del MAB con un máximo de 10.000 euros al año. De nuevo, la desgravación está limitada a empresas catalanas y deberá mantenerse durante dos años. En total, el capital del contribuyente y sus familiares no podrá superar el 10% de la sociedad.

Este límite de 10.000 euros se dobla en el caso de tributación conjunta al aplicarse sobre cada uno de los contribuyentes de la unidad familiar.

Para no tener que devolver la deducción será necesario mantener las acciones durante un periodo de, al menos, dos años.

Extremadura

Los extremeños cuentan con una deducción por su apuesta empresarial del 20% sobre su inversión en nuevas empresas y ampliaciones de capital en sociedades de la región con un máximo de 4.000 euros al año. 

En este caso el límite para el capital social del contribuyente y sus familiares de hasta tercer grado es del 40% de la empresa y es necesario mantener la inversión durante tres años.

Si la inversión corresponde a una ampliación de capital, la empresa no podrá tener una vida mayor a tres años. Es decir, que deberá de haberse constituido en los tres ejercicios anteriores a la compara de las acciones.

Galicia

Los inversores gallegos cuentan con tres deducciones a las que optar. La primera es de un 20% de lo invertido en nuevas sociedades o ampliaciones en sociedades anónimas, limitadas, anónimas laborales o limitadas laborales. El límite es de 4.000 euros al año y como en anteriores casos, la inversión deberá permanecer durante un periodo de tres años y no superar el 40% del capital social de la empresa. A esto se añade que el domicilio fiscal y social esté en Galicia y que cuente por lo menos con dos empleados.

También existe una deducción del 15% con límite de 4.000 euros para la compra de acciones gallegas del MAB en los casos de ampliación de capital. La inversión se prorrateará en el ejercicio en el que se produjo y los tres siguientes, que es el periodo que deberá mantenerse. En este caso, la participación conseguida por el contribuyente en la sociedad objeto de la inversión no puede ser superior al 10% de su capital social

Por último hay que añadir una deducción del 20% con un límite de 20.000 euros para la compra de acciones y/o los préstamos y cantidades garantizadas personalmente a favor de esta empresa. La deducción se podrá aplicar en sociedades anónimas, limitadas, anónimas laborales o limitadas laborales radicadas en Galicia. Es necesario que la inversión permanezca tres años en la empresa y que no se supere el 40% del capital social.

Madrid

En la Comunidad de Madrid se puede practicar una deducción del 20% de la inversión en la constitución o ampliación de capital de empresas con la forma de Sociedad Anónima, de Responsabilidad Limitada, Sociedad Anónima Laboral o Responsabilidad Limitada Laboral, con domicilio en Madrid y con un límite de 4.000 euros al año. En este caso no sólo bastará con aportar dinero, ya que el inversor también deberá aportar los conocimientos empresariales o profesionales adecuados para el desarrollo de la sociedad en la que invierten.

En cualquier caso, la participación del contribuyente y sus familiares de hasta tercer grado no podrá superar el 40% del capital y deberá mantenerse por un periodo mínimo de tres años.

A este hay añadir el incentivo por invertir en el MAB que asciende a un 20% de la inversión  con un máximo de 10.000 euros siempre que la participación no supere el 10% del capital de la empresa, ésta tenga domicilio fiscal en la Comunidad de Madrid y se mantenga la inversión durante al menos dos años.

Las dos deducciones por invertir en empresas son incompatibles entre sí, habrá que elegir una u otra.

Murcia

Se aplica una deducción del 20% de la inversión con un máximo de 4.000 euros al año. Como en los casos anteriores, es necesario que la inversión se mantenga tres años y que no supere el 40% del capital social, incluida la de familiares de hasta tercer grado.

También se añade una deducción del 20% de las cantidades destinadas a inversiones en empresas del MAB con domicilio fiscal y social en la región con un límite de 10.000 euros. La participación no podrá superar el 10% del capital social de la compañía y deberá mantenerse durante dos años como mínimo.

La Rioja

No aplica ningún tipo de deducción por la compra de acciones o la creación de empresas en la declaración de IRPF.

Comunidad Valenciana

No aplica ningún tipo de deducción por la compra de acciones en la renta 2016.

En último lugar, aunque fuera de la renta 2016, al disponer de un sistema fiscal propio, las deducciones por creación de empresas o en adquisición de acciones en Navarra y el País Vasco son las que figuran a continuación.

Navarra

Se puede aplicar una deducción del 20% de las cantidades invertidas en la compra de acciones de empresas de nueva creación o ampliaciones de capital de sociedades navarras con un límite anual de 7.000 euros, pudiendo ampliarse a 14.000 si se trata de empresas dedicadas a actividades innovadoras.

La inversión deberá permanecer durante tres años y no podrá superar el 40% del capital social, incluida la de los familiares de hasta tercer grado.

País Vasco

Las tres haciendas forales vascas permiten deducir un 10% con un límite de 1.200 euros de las cantidades satisfechas para adquirir o suscribir acciones o participaciones de la empresa para la que se trabaja.

Además, se podrá desgravar un 20% de la inversión en nuevas empresas o ampliaciones de capital sobre una base máxima de 50.000 euros al año, aunque la cantidad a deducir no podrá superar el 10% de la base liquidable.

Los fondos propios de la entidad no podrán superar los 400.000 euros, ya que sus características son similares a la de la deducción estatal, que no se aplicaría en el País Vasco por tener las competencias fiscales transferidas.

Fiscalidad de las acciones y otras formas de inversión en empresas

La compra de acciones en empresas de nueva creación es sólo una fórmula para invertir en proyectos empresariales. Existen otras alternativas para fomentar el emprendimiento en el país, aunque no cuenten con ventajas fiscales.hacienda

La primera es la compra de acciones normal, que lleva aparejada su propia fiscalidad. Esta también será la que se aplique en esta inversión en empresas de nueva creación. De forma muy resumida, las acciones forman parte de las rentas del ahorro y tiene la consideración de ganancia o pérdida patrimonial a efectos de la renta 2016.

Para determinar cuánto pagarás por la inversión bastará con restar el valor ce venta al valor de compra. Si es positivo has ganado dinero y pagarás impuestos. En caso contrario, cuando es negativo, significa que pierdes y que podrás restar a su vez esa cantidad a otras ganancias que hayas tenido en fondos de inversión, por ejemplo.

Las ganancias por la compra-venta de acciones, sean o no de empresas cotizadas, se sumarán al resto de ganancias y pérdidas patrimoniales y tributarán en el IRPF 2016 según las rentas del ahorro:

tipos-del-ahorro-renta-2016

Esta es la fiscalidad básica de las acciones, aunque hay otras cuestiones que deberías conocer como los dividendos o los gastos deducibles que te explicamos aquí.

El caso del crowdfunding

Si has invertido en algún proyecto de crowdfunding también puedes obtener beneficios, aunque en este caso la fiscalidad es algo más compleja. Lo que ocurre es que esta alternativa de financiación en masa casi nunca implica la compra de acciones. Normalmente se establece como una donación o, en el mejor de los casos, una compra de bienes. Esto ocurre cuando, por ejemplo, obtienes una cena con el cantante que quiere lanzar su proyecto mediante crowdfunding o te reserva una edición especial del producto.

En el caos de que adquieras una participación, se aplicará la fiscalidad sobre las acciones que ya hemos visto. Aquí puedes ampliar información sobre cómo tributa el crowdfunding.

Si además de haber invertido en una empresa eres emprendedor, aquí te dejamos las claves para enfrentarte al IRPF.

Imagen – Denis Vrublevski y  ImageFlow
 en Shutterstock

Tags: , , , , , ,

Categoría: Fiscalidad, IRPF, Renta 2016

¿Algo que añadir? ¡No te cortes!

Loading Facebook Comments ...

Comentarioss (4)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. José Trecet dice:

    Hola JP,

    Déjame que lo revise porque, efectivamente, la le no contempla un máximo de empresas.

  2. JP dice:

    Hago la misma pregunta que Jaime.

    La ley 14/2013 indica que el máximo a deducir es 50.000 euros, pero no habla del número máximo de empresas. En la declaración sólo hay dos casillas (641 y 642) para rellenar CIF y cantidad a deducir. ¿Qué pasa si has invertido en el resto de empresas? ¿Cómo se declara?

  3. José Trecet dice:

    Hola Jaime,
    En principio no está limitado el número de empresas en las que poder invertir…

  4. JAIME dice:

    Buenos días:

    Hice tres pequeñas inversiones en empresas de nueva creación y al hacer la declaración de la renta la casilla 640 sólo permite incorporar dos empresas, ¿es que está limitado por ley el número de empresas en las que poder invertir?

Deja un comentario


Logo FinancialRed