Bolsamania

Russell Crowe estuvo a punto de eliminar de “Gladiator” este mítico instante

La verdad es que Gladiator es una de nuestras películas favoritas y que desde el día de su estreno le juramos amor eterno a Russell Crowe, pero lo cierto es que el actor australiano estuvo a punto de liarla bien parda.

Mi nombre es Máximo Décimo Meridio, comandante de los ejércitos del Norte, general de las legiones medias, fiel servidor del verdadero emperador, Marco Aurelio, padre de un hijo asesinado, marido de una mujer asesinada y alcanzaré mi venganza, en esta vida o en la próxima.”

Probablemente, esta sea una de las frases más emblemáticas de la historia del cine. La secuencia en cuestión no podría ser más poderosa. Sin embargo, a Russell Crowe no le gustaba. “Tu escribes basura, pero por suerte soy un gran actor, que hasta tu basura hago que suene bien”, le espetaba al escritor al leer un instante que se convertiría en patrimonio del cine. Por suerte, Ridley Scott se empeñó en que el momento se mantuviese como tal, en contra de la opinión de un actor que terminaría por llevarse el Oscar. Menos mal…