Bolsamania

Mucho hablamos de “Super Mario Bros.”, pero no es la peor adaptación de un videojuego

En una inexpugnable fortaleza un renegado señor de la guerra (Raúl Juliá) mantiene a 63 rehenes, a los que matará si no recibe un desorbitado rescate de 20.000 millones de dólares. El coronel Guile (Jean-Claude Van Damme) y una docena de hombres, héroes multiétnicos y rarunos, tratarán de localizar y liberar a los secuestrados… 

Mucho se habla de y de que no hay peor adaptación de un videojuego a la gran pantalla que Super Mario Bros., pero eso es porque la gente se ha olvidado de Street Fighter. En el año 1994, Jean-Claude Van Damme pretendía elevar su figura de estrella de acción a los altares con una superproducción llamada a arrasar taquillas. El hecho de adaptar uno de los videojuegos más populares del mundo y con mayor número de personajes emblemáticos parecía ser idóneo de cara a petarlo, pero nada más lejos de la realidad.

Raúl Juliá, Kylie Minogue... Aquello fue una escabechina. Las reputaciones de todos los que se dejaban caer por el proyecto quedaban seriamente dañadas. De hecho, nuestro queridísimo y recordado Raúl Juliá fallecía al poco de terminar la filmación a consecuencia de un accidente cerebrovascular. Nunca llegó a ver el filme terminado, pero seguro que habría sufrido una tremenda decepción, ya que aquello fue una auténtica infamia cinematográfica.

No busquéis, porque no hay peor adaptación cinematográfica de un videojuego que la de Street Fighter. Tampoco os empeñéis en dar con una virtud en una película en la que nada se salva. Ni la nostalgia puede hacer que la veamos con buenos ojos…

3 comentarios