Bolsamania

“Moon” o la pequeña maravilla imprescindible para todo fan de la ciencia-ficción

En un futuro no muy lejano, un astronauta (Sam Rockwell) vive aislado durante tres años en una excavación minera de la Luna. Cuando su contrato está a punto de expirar, varios elementos de su entorno comienzan a preocuparle. Algo está extraño está ocurriendo en el lugar. De hecho, está a punto de descubrir un terrible secreto que hará temblar los cimientos de su propia existencia.

Con dos duros y una propuesta puramente independiente, Duncan Jones nos demostraba con Moon que su oportunidad en el cine se debe a algo más que a ser el hijo de David Bowie. El debut tras las cámaras del británico se convertía en una cinta austera en su forma, pero de compleja en su fondo. Y es que, antes de hacerse cargo de Warcraft, el bueno de Jones siempre había mostrado una querencia y habilidad especial para la ciencia ficción, lo que se ponía de manifiesto en la sublime cinta.

Moon es un auténtico disparo a la cabeza. Sam Rockwell se convierte en nuestro sensacional compañero de un viaje tan sencillo, como doloroso. Cita obligada para cualquier amante de la ciencia ficción.

One Comment