Bolsamania

Las 25 películas más lacrimógenas de la historia (Parte II)

15. John Q (Nick Cassavetes, 2002): El hijo de Denzel Washington tiene un problema de corazón. Necesita un trasplante urgente, pero su seguro no lo cubre. Denzel se china y secuestra un ala del hospital pistola en mano, exigiendo un corazón para su hijo mientras Robert Duvall, a la cabeza del cuerpo de policía intenta acabar con la difícil situación y nosotros quemamos paquetes de clínex.

1

14. Camino (Javier Fesser, 2008): El bueno de Javier Fesser decidió un día que era buena idea coger a una niña feliz, risueña y muy religiosa… y ponerle un cáncer. ¿No os parece suficiente? Tranquilos, que su familia no se libra tampoco del drama salvaje. No se conocen casos de gente que haya podido ver la película completa. El proceso de secado de lágrimas impide ver, como mínimo un 30 por ciento del metraje.

2

13. Armageddon (Michael Bay, 1998): Respeto cualquier opinión, pero al que diga que Bruce Willis no lo hace todo bien, lo reviento. Lo mismo te fríe un botón, que te cose un huevo. Lo mismo te fríe un meteorito, que te cose a host… Y hasta aquí puedo leer, porque no solo es un tipo duro. Como demuestra en el emotivo final de “Armageddon”, tiene un corazón que no le cabe en el pecho. ¡No es capaz de cogerle asco ni a Ben Affleck!

3

12. E.T. el Extraterrestre (Steven Spielberg, 1982): “Estaré aquí mismo”. Dos horas con la mierda del extraterrestre apalancado en casa y al irse te dice “estaré aquí mismo”. ¡Una mierda “aquí mismo”! Te cogemos cariño para que nos dejes hechos un guiñapo ¿no? Vete con tus amigos extraterrestres chupimegaguays…

4

11. Mi Chica (Howard Zieff, 1991): ¡A esta niña la ha mirado un tuerto! Su madre ha muerto, su abuela sufre alzheimer, tiene una funeraria en casa (es el trabajo de su padre) y, para colmo, su mejor amigo es Macaulay Culkin. ¿Os parece suficiente? Pues al guionista no, de modo que decide torturar más a la pobre criatura con un un enjambre de abejas de por medio. No quiero hacer spoilers, pero muere Macaulay Culkin.

???????

10. Titanic (James Cameron,1997): Atended a estas gotas de sabiduría que os voy a regalar: Nunca os enamoréis de una acaparadora egoísta. Puede darse el caso de que, como le pasó al lerdo de Jack (Leo DiCaprio) te encuentres con que la mocita en cuestión no te deje un hueco en la tabla “salvavidas” cuando se hunde tu barco, que acabes más congelado que Walt Disney y que nos tengas llorando dos horas.

6

9. Una Pareja de Tres (David Frankel, 2008): ¡Cuidado! ¡Alejaos de esta película y no os pasará nada! “Anda, una comedia de Jennifer Aniston y Owen Wilson con un perrete. Seguro que nos reímos”… ¡Y una mierda!¡Es una trampa! ¡Es de las que hacen llorar hasta hipar! No me digáis que no os avisé…

MARLEY & ME

8. Million Dollar Baby (Clint Eastwood, 2004): Si la historia de Maggie Fitzgelard (Hilary Swank) consigue enternecer a Clint Eastwood, imaginaos lo que puede hacer con nosotros… ¿Qué es lo que más apetece hacer con una chica humilde que pelea con todas sus fuerzas por un sueño? Pues partirle la columna.

8

7. Forrest Gump (Robert Zemeckis, 1994): Vale que Forrest es héroe de guerra, millonario, ídolo deportivo y mil cosas más, pero tampoco hace falta cebarse con él. Lo que le tiene el guionista es envidia cochina. Menos mal que el bueno de Forrest tiene una moral a prueba de bombas… y nunca mejor dicho.

9

6. ¡Qué Bello es Vivir! (Frank Capra, 1946): ¿Esto qué es? ¿Humor negro? Porque hay que echarle bemoles para titular así la película según las pasa de canutas el pobre James Stewart. Lo que suda ese hombre no esta pagado…

10

(Parte I)

One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.