Bolsamania

La dramática historia personal de Alden Ehrenreich, el nuevo Han Solo

Puede que no sea Harrison Ford, pero talento es lo que le sobra a este chico. Alden Ehrenreich lleva unos añitos demostrando que ha nacido para estrella del cine. Tetro, Blue Jasmine, Stoker o la sensacional ¡Ave, César! eran las paradas en el camino hacia Han Solo del sensacional actor. Un chico que ha tenido que luchar toda su vida por conseguir llegar a donde está ahora.

Evidentemente, hay mucho de trabajo detrás de la carrera del bueno de Alden Ehrenrecih. De hecho, su vida personal ha sido realmente complicada. Algo que siempre ha mantenido para sí, pero que su tío Nicholas Benedict ha sacado a la luz.

Al parecer, Edward Ehrenreich había sido adicto al LSD de joven. De hecho, el exceso en su consumo fue tal que el tío del actor desarrolló una peligrosa esquizofrenia. Un día Mark Ehrenreich, padre del intérprete, entraba en casa cuando su hermano le abordaba cuchillo en mano. Así, el protagonista de Han Solo veía como su tío mataba a su padre cuando solo tenía 8 años. Un duro episodio en la vida del actor.

A partir de ahí, Alden fue criado por su madre, llegando a cursar sus estudios como actor en la emblemática Crossroads School for Arts & Sciences. El drama personal detrás de la sonrisa de este encantador tipo.

Un comentario