Bolsamania

Cine en TV: “Pat Garret y Billy the Kid” de Sam Peckinpah

garret

Miércoles 21 de marzo – 01:50 – Paramount Channel

Desde los años 30 hasta finales de los 50, el western vivió una época dorada con autores como John Ford, Howard Hawks, Raoul Walsh, etc. Con la llegada de los 60, el mundo cambiaba a velocidad de vértigo y las preferencias de los espectadores también. A finales de esa década, los aficionados al cine ya no tragaban con historias sobre pistoleros míticos, duelos al sol, y rudos vaqueros que se llevan a la chica pasando por la bañera una vez al año (como máximo).

Pero Sam Peckinpah aun tenía cosas que decir en uno de sus géneros predilectos. En 1962 había rodado Duelo en Alta Sierra, un western que terminó enamorando a muchos críticos. En 1969 llegaba su célebre Grupo Salvaje y al año siguiente daba una vuelta de tuerca con La balada de Cable Hogue, western destartalado y con un fino sentido del humor. Ya en el desenlace de esa película se anunciaba, de nuevo, el final de una era, como la modernidad atropellaba a los rudos e individualistas hombres del Far West.

El western ya no se llevaba en 1973, pero Peckinpah se puso tras la cámara para rodar un guión de Rudy Wurlitzer basado en la mítica historia de Billy El Niño y Pat Garret. En el reparto, el habitual Kris Kristofferson, un solvente James Corburn, Jason Robards y algunos secundarios clásicos como Katy Jurado. También aparecía Bob Dylan. El famoso cantautor, un poco perdido en facetas interpretativas, puso la banda sonora. Solo por eso, se mereció su papelito.

El rodaje no fue fácil. Peckinpah, atado a una botella de whisky, gestionó su profundo alcoholismo como pudo y logró terminar la película. Valientes sus productores que confiaron  un guión de otro tiempo a un cineasta de camino al malditismo. Pat Garret y Billy The Kid terminó convirtiéndose en un western mítico, un maravilloso rara avis de los años 70. Nostalgia, destino trágico, honor y amistad se dan la mano en esta historia que reinterpreta, en clave nocturna, (más que crepuscular) la vieja historia del joven pistolero y el sheriff.

Muchas de sus escenas son, a día de hoy, referentes absolutos del género y algunas películas más recientes, como la extraordinaria Sin Perdón, tomaron elementos de esta cinta para alguno de sus momentos cumbre. (Esos celajes nublados que anuncian tormenta detrás de Katy Jurado…).

A Peckinpah aun le quedó cuerda para rodar Quiero la cabeza de Alfredo García o La cruz de hierro, pero Pat Parret y Billy the Kid fue su último e imprescindible western.

[youtube width=”600″ height=”344″]http://www.youtube.com/watch?v=3lxzcrWOmvg[/youtube]