La subida del euro y el plan de impuestos republicano provocan la séptima caída consecutiva de las bolsas

| |
CapitalBolsa
Capitalbolsa | 14 nov, 2017 17:44
cbbolsa short650

Los fuertes datos del crecimiento económico alemán elevaron al euro a un máximo de tres semanas anotándose su mayor subida en un mes, aunque volvió a afectar a las acciones europeas que retrocedían a un mínimo de dos meses.

Las acciones de Estados Unidos cotizan a la baja por las preocupaciones sobre los planes impositivos republicanos y la capacidad de la economía para lidiar con más alzas en las tasas de interés que impiden mayores ganancias.

La mejora en el sentimiento alemán y de la zona euro se produjo después de decepcionantes cifras industriales y minoristas chinas que perjudicaron a las acciones en Asia, y los inversores también reflexionaron sobre si un marcado aplanamiento en la curva de rendimiento de EE.UU. podría ser un presagio de una desaceleración más global.

No hubo señales de esas preocupaciones en Alemania, donde una lectura del crecimiento del 0.8 por ciento en el tercer trimestre superó los pronósticos y mostró que la economía se expandía a tasas anuales de más del 3 por ciento.

El euro subió a más de $1.17 frente al dólar y alcanzó un máximo de un año frente a la corona de Suecia después de que las cifras de inflación fueran más débiles de lo esperado.

"No es el dólar el que está débil, es el euro el que está fuerte", dijo John Hardy, jefe de estrategia cambiaria de Saxo Bank. "El próximo par de días será importante para ver dónde cierra el euro para ver la dirección del euro/dólar".

Combinado con los signos de una subida en los rendimientos de los bonos europeos, esto sugirió que algunos traders volvieron a descontar el final del estímulo del Banco Central Europeo.

También mantuvieron a los operadores ocupados 13 autoridades monetarias de los bancos centrales, incluidos los jefes de los bancos centrales de EE.UU., Europa, Reino Unido y Japón.

Los cuatro hablaron juntos en una conferencia del BCE en Frankfurt. Prometieron seguir guiando abiertamente a los inversores sobre futuros movimientos de política a medida que retiran lentamente el enorme estímulo monetario desplegado durante la crisis financiera.

Las ventas minoristas de China aumentaron un 10 por ciento en el año en octubre, mientras que la producción industrial creció un 6,2 por ciento. Pero ambos estuvieron por debajo de los pronósticos del mercado y perjudicaron brevemente al dólar australiano, que a menudo se utiliza como un proxy líquido para China debido a las enormes exportaciones de materias primas del país a China.

El índice más amplio de MSCI de acciones de Asia y el Pacífico fuera de Japón cayó un 0,17 por ciento después de dos sesiones de descensos, mientras que Australia se dejó un 0,9 por ciento.

El Nikkei de Japón logró recuperar el 0,4 por ciento después de cuatro sesiones de pérdidas, pero eso no fue suficiente para cambiar el signo negativo del índice mundial de 47 países del MSCI.

Por otra parte, la libra esterlina cayó después de una inflación un poco más suave que la pronosticada y tocó un mínimo de tres semanas.

El dólar retrocedió un 0,1 por ciento a 113,48 yenes después de rebotar desde el soporte de 113,25 durante la noche.


Vigilando la curva de rendimiento

Un aumento en los rendimientos de los bonos de EE.UU. generalmente ha hecho que sea más atractivo comprar dólares con dinero prestado en monedas de baja tasa como el yen y el franco suizo.

Las cifras del lunes de la Commodity Futures Trading Commission mostraron que la posición corta neta en el yen japonés es la mayor desde enero de 2014 y en el franco suizo es la mayor desde diciembre de 2016.

Los rendimientos de las notas a dos años del Tesoro tocaron un nuevo máximo de nueve años del 1.6910 por ciento el lunes, reduciendo el diferencial con la deuda a 10 años casi a su nivel más bajo desde 2007.

La tendencia, en parte, refleja las apuestas del mercado a que la Fed eleve las tasas en diciembre y dos o tres veces el próximo año y eso ralentizará la economía de los EE.UU.

Tom Porcelli, economista jefe de EE.UU. en RBC Capital Markets, dijo que la historia sugería que una curva de rendimiento más plana, y particularmente invertida, era "una señal de advertencia temprana" de recesión.

Pero con el tiempo promedio que ha tomado la curva para pasar de plano a invertido, que es de 18 meses y otros 18 meses para pasar de la inversión a la recesión, sugiere que la expansión todavía tiene recorrido, dijo Porcelli.

En los mercados de productos básicos, el oro sube a $1280,35 la onza. El metal se ha mantenido recientemente en un rango estrecho.

El crudo estadounidense cae 1,24 dólares centavos a 55,52 dólares, mientras que el futuro del Brent cede 1,40 dólares a 61,80 dólares por barril.

Principales brokers

Brokers Regulación Spread EUR/USD Depósito mínimo  
Cyprus Securities ... 2.2 300 Ver perfil
Cyprus Securities ... 200 Ver perfil
Cyprus Securities ... 500 Ver perfil