Publicidad
Publicidad

La navidad no viene cargada de trabajos

Tradicionalmente las próximas Navidades que ya se acercan el tiempo venían a representar un momento del año en el que aumentaba de manera notable la oferta de empleo estacional, un momento muy idóneo para buscar empleos ocasionales podían ser perfectamente complemento en busca de un sobresueldo, empleos para estudiantes, etc.

Sin embargo y tal y como era de prever en un momento en el que buscar trabajo es una actividad a la que millones de españoles dedican ya todo el año debido a la enorme tasa de desempleo que arrastramos, lo cierto es que estas próximas Navidades no van a aportar 1° de contratación significativo, es más, en lo que ya se ha convertido en una tendencia en los últimos años, las ofertas de empleo estacional para las fechas navideñas para disminuir de manera considerable con respecto al pasado año 2011.

Aunque los datos en previsión aún hay que tomarlos con mucha reserva si hacemos caso a estos datos como saber que la caída de esta oferta de empleo va a ser realmente exponencial con respecto a los últimos cuatro años anteriores.

Por sectores seguirá siendo el comercio el que más ofertas de empleo estacional en Navidad ponga sobre la mesa, en este sentido los tradicionales refuerzos para la venta directa en comercios han decaído lógicamente de manera ostensible en relación directa al retroceso en las ventas en general y los periodos de Navidad en particular, por otro lado las tradicionales campañas promocionales, también un poco importante de ofertas de empleo temporal, han disminuido su intensidad de manera alarmante, reduciéndose en algunos casos a la mínima expresión cuando no desapareciendo.

Realmente y con el panorama tal y como está la única buena noticia es que la gran mayoría de la oferta que puede surgir en estas fechas no va a exigir por sus propias características ni de largos procesos de selección ni de grandes elementos cualificadores, se tratará habitualmente de propuestas sencillas para trabajos de baja cualificación para los cuales, realmente, el acceso se convierte más en una cuestión de suerte y perseverancia que de aptitud.

Del mismo modo que el verano pasado, sin duda el momento culmen del trabajo estacional en nuestro país, defraudó desde el punto de vista de la contratación y la creación de puestos de trabajo, con una caída en el mes de septiembre verdaderamente espectacular en referencia a tan sólo dos años atrás, lo cierto es que esta próxima campaña navideña de la que sin duda reflejan en los datos en las primeras semanas del mes de enero próximo, no promete tampoco grandes alegrías desde la perspectiva de la creación de empleo.

Imagen 1 y 2: M. Martin Vicente flickr creative commons // nischg flickr creative commons

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *