Publicidad

Lo que no hay que hacer en la entrevista de trabajo

No hace falta insistir en la importancia de la entrevista de trabajo a la hora de buscar empleo. Se trata de un momento crucial en el que nos jugamos realmente una gran parte de las posibilidades de obtener el puesto de trabajo al que optamos. Por la propia importancia que este momento tiene, siempre debemos preparar lo mejor posible nuestras entrevistas de trabajo, y, para ello, no sólo es necesario tener claras las cuestiones más o menos habituales al respecto, también resulta importante manejar aquellas cosas que no deben hacerse durante la entrevista de trabajo.

¿Trabajar en Google? Atentos a estas cuestiones

lo que no hay que hacer en la Entrevista de trabajo

Lo primero que debes tener en cuenta es que siempre hay que preparar la entrevista previamente. De la misma manera que tomas tu tiempo para preparar tu currículum o presentación, la entrevista requiere de un proceso previo en el que, es muy importante, que tengas en cuenta que ni todas las entrevistas de trabajo son iguales ni, por supuesto, todos los entrevistadores van a responder al mismo patrón de encuentro.

Preparar la entrevista de trabajo primeros pasos

Los primeros pasos al preparar una entrevista de trabajo son precisamente los que te encaminan a la personalización de cada una de las entrevistas que vayas a realizar.

En este sentido toda la información que puedas obtener es fundamental, información respecto a la empresa para la que optas, pero también, sobre el sector en el que ésta se desenvuelve, la posición de la misma dentro de dicho sector, las políticas de empleo o sociales más relevantes y que puedas alcanzar a conocer… En definitiva, toda la información que puedas obtener relativa a la empresa va a ser poca ya que, en función de esta información podemos planificar la entrevista con mucha más eficacia.

Por supuesto, a partir de lo anterior resulta básico que tengas en cuenta como encajas tú dentro de y como ser capaz de transmitir dentro de la entrevista de trabajo dicha opción, siempre desde un plano eficaz, y, como veremos, profesional.

Qué debes tener en cuenta para trabajar en Inglaterra

entrevista de trabajo

Cosas que no debes haces durante la entrevista de trabajo

Puedes encontrar centenares de consejos relacionados con las entrevistas de trabajo y lo que hay o no hay que hacer en ellas. Está claro que de todos puedes obtener buenas ideas, sin embargo, existen cuatro puntos principales que realmente engloban todo lo que hay que hacer o no hay que hacer para tratar de obtener éxito dentro de tus entrevistas laborales.

En este caso vamos a enfocar los consejos precisamente a lo que no se debe hacer durante una entrevista de trabajo.

Cuida tu imagen pero no te caricaturices ante la entrevista de trabajo

Esto que puede parecer ridículo seguro que a cada lector le ha traído una imagen mental de sí mismo o de algún conocido ante una entrevista de trabajo. Es evidente que la buena imagen, incluyendo el vestuario, es un elemento positivo ante un reclutador, sin embargo hay una frontera un  tanto difusa muchas veces entre lo que se considera buena imagen o no. En general una buena idea puede ser acudir con una imagen similar a la que acudiremos a nuestro trabajo, siempre que este no requiera de una indumentaria profesional concreta.

Manejar la comunicación verbal de manera incorrecta durante una entrevista laboral

 Éste es otro de los problemas graves de actitud en las entrevistas de trabajo. Puede ser por defecto, en la que el candidato se limita a respuestas muy cortas del entrevistador o por defecto en la que el candidato se explaya en respuestas excesivas. Ambas opciones no son desde luego las mejores. Procura mantener un tono de comunicación cercano y respetuoso, que no sea monótono pero tampoco en exceso dinámico (a no ser que el trabajo reclame eso). Debes tener en cuenta que el entrevistador no tiene todo el tiempo del mundo pero está allí para escuchar respuestas, responde de manera elaborada cuando la pregunta lo requiera o de manera breve cuando sea oportuno. Por supuesto no utilices interjecciones o expresiones fuera de lugar.

No presta atención a  la comunicación no verbal durante la entrevista

 Un error habitual es pensar que la comunicación no verbal no se puede practicar y es algo innato, esto es mentira. De la misma manera que somos capaces de preparar nuestro discurso o incluso anticipar determinadas respuestas somos perfectamente capaces de preparar nuestra comunicación no verbal al menos en sus trazos gruesos. Cuestiones como la manera de sentarse, donde colocaremos los manos, cómo saludamos… pueden y de hecho deben ser también una parte de muy importante de la entrevista.

Dejarse vencer por los nervios y la ansiedad en la entrevista de empleo

Este es un gran enemigo de las entrevistas de trabajo por dos motivos, por un lado si la ansiedad es previa el punto de entrada a la entrevista de trabajo puede coincidir con un bajón serio de la persona que, al enfrentarse al objeto de su ansiedad anterior reduce en mucho sus capacidades de relación, mientras que por otro lado también la ansiedad durante la entrevista puede llevarnos a exceso de impostura, obtuvo contrario exceso de timidez. La mejor recomendación ya le hemos dado varias veces; preparar la entrevista previamente, incluso, si es necesario, ensayar la entrevista a modo de juego de rol con alguien que nos pueda ayudar. Esto va a quitar en gran medida la sensación de enfrentarse a algo desconocido y nos va a aportar mucha seguridad.

Entrevista de trabajo

Otras consideraciones ante la entrevista de trabajo

Realmente manteniendo al día los cuatro puntos anteriores habrás ganado muchos enteros cara a la opción de mejorar su posicionamiento en la entrevista.

Por supuesto hay otras cuestiones que tienen mucha importancia pero que ya se convierten en extensiones de todo lo anterior, una de estas cuestiones tiene que ver con el tipo de preguntas que nosotros realizamos o la atención que prestamos a determinados temas.

Sobre todo cuando se trata de la primera entrevista laboral, esto cobra especial relevancia, una postura demasiado ansiosa, una batería de preguntas relacionadas por ejemplo con salarios, vacaciones, beneficios, o similar, no suele ser un buen aliado, no porque no sean importantes y en algún momento tengas que referirte a ello, sino porque generan una sensación de ansiedad que no es buena consejera, sobre todo durante un proceso de explicación de un puesto de trabajo, o durante la evaluación de tus capacidades por parte del entrevistador.

También por supuesto existen otras opciones que debes tener en cuenta y que puedes revisar en esta materia de artículos relacionados que puede complementar lo que ya hemos repasado en este.

La mejor manera de afrontar la entrevista de trabajo

Cuidado con la comunicación no verbal en la entrevista de trabajo

Tres preguntas peligrosas en una entrevista de trabajo

Los mejores colores para ir a una entrevista de trabajo

La importancia de la entrevista de trabajo

Dos preguntas que hay que saber responder en una entrevista de trabajo

Publicidad

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *