Publicidad
Publicidad

Encontrar trabajo después de los 50

El paro es un problema a cualquier edad, pero, encontrar trabajo parece especialmente difícil a partir de los cincuenta año. Vamos a profundizar sobre lo que supone buscar trabajo a partir de los 50 años.

BUSCAR TRABAJO

Una cifra no muy lejana al millón de desempleados en nuestro país tienen 50 o más años. Dentro de este grupo, prácticamente el 35% presenta una alta cualificación y elevada experiencia. Sin duda, este dato da pie a pensar que la edad es uno de los principales (si no el principal) motivos de rechazo ante la contratación y hace que la persona en desempleo dentro de este grupo de edad se pregunte, como en el título del artículo, si existen o no posibilidades de buscar trabajo y encontrarlo a partir de los 50 años.

Lo anterior no significa por supuesto que sí nos encontramos dentro del dicho perfil de desempleo mayor de 50 años debamos arrojar la toalla en la búsqueda de empleo. Sin embargo, tal vez debiéramos enfocar esta búsqueda desde otras perspectivas y tener en cuenta que los métodos o canales que puede utilizar un desempleado de menor edad pueden no ser exactamente los adecuados para nosotros.

El valor de la edad

En primer lugar debemos tener en cuenta que por ley en nuestro país la discriminación laboral por edad teóricamente no se puede dar. Esto es la teoría, la práctica como sabemos no es la misma y desafortunadamente a diferencia de otros países donde la edad se considera un valor, en el nuestro aún existe muy extendida la sensación de que a partir de los 50 años disminuye la capacidad de trabajo.

Sobre el papel, y a decir de muchos expertos, en la nueva reconfiguración del panorama laboral que necesariamente se ha de dar, la importancia de la experiencia va a aumentar de manera notable; es decir las experiencias empresariales de estos años han demostrado el valor en positivo senior y eso es algo que cada vez iremos notando más.

Enmarcado dentro de una búsqueda general, la persona mayor de 50 años es difícil que haga valer los elementos diferenciales que realmente pueden jugar a su favor. Aplicar el emprendimiento no sólo como herramienta para crear autoempleo, sino también para mejorar nuestro posicionamiento en la búsqueda de trabajo es importante.

En este sentido aprovechar al máximo las nuevas tecnologías es fundamental. La presencia en las redes sociales, presencia activa se entiende, utilizar todos los canales en los que se pueda compartir y poner en valor la experiencia y cualificación es un buen método para empezar.

ENCONTRAR TRABAJO DESPUES DE LOS 50

Primeros pasos para encontrar empleo después de los 50

Partiendo de tener claro que nos va a resultar más difícil que otros perfiles de edad encontrar trabajo, obviamente no debemos quedarnos mano sobre mano y comenzar a actuar si estamos en situación de desempleo.

De entrada hay que tener en cuenta que sectores en los que la edad no es un obstáculo tan grave como en otros, por ejemplo trabajo comercial, determinados trabajos de mantenimiento, etcétera. También ahí entornos profesionales donde aún la veteranía puede no sólo ser un problema, sino ser una virtud, en determinados ámbitos y profesiones liberales esto aún se da afortunadamente. Es importante tener clara esta cuestión y tratar de afinar al máximo el ámbito de búsqueda, no nos manejamos en ese sentido con la flexibilidad de otros grupos de edad, fundamentalmente los trabajadores entre los 30 y los 50 años.

En primer lugar debemos mentalizarnos de lo que estamos haciendo. Esto será muy importante de cara a construir una actitud positiva respecto a la búsqueda de trabajo. La actitud positiva es muy importante para buscar trabajo cualquier edad, pero, puede acabar por resultar determinante en edades a partir de los 50 años.

Esto tiene que ver con la propia actitud que mantengamos respecto a la búsqueda de trabajo. Una actitud positiva permite valorar mucho mejor la envergadura del mes decisiones a tomar, pero no sólo eso, no se doblegará ante los factores en contra y los posibles fracasos en un proceso que, puede ser largo.

En este mismo sentido conviene mentalizarse de la similitud entre trabajar y buscar trabajo, de hecho, casi podemos considerar buscar trabajo como nuestro trabajo durante este periodo de tiempo. No es un jeroglífico ni un trabalenguas, se trata de poner el máximo esfuerzo y la máxima dedicación algo tan importante como buscar empleo.

Internet y las nuevas tecnologías al buscar trabajo para mayores de 50 años

La visibilidad en Internet hoy en día es básica para cualquier perfil de edad que busque trabajo, por supuesto también para los mayores de 50 años. Sobre todo si no se está habituado al uso de Internet este es un momento excelente para implicarse al máximo en ello.

Esto hace referencia tanto a la presencia en redes sociales relacionadas con la búsqueda de empleo, como una presencia decidida a través de las nuevas tecnologías de la comunicación, por ejemplo, con un currículum adaptado a la realidad digital, o con la presencia en las principales redes de búsqueda de empleo como LinkedIn.

LinkedIn hoy por hoy es una de las herramientas más útiles para buscar trabajo a cualquier edad, pero sobre todo a partir de los 40 años. Si no tenemos perfil en esta social no resultamos invisibles para los reclutadores que buscan de manera continua candidatos para sus ofertas de empleo. Estos perfiles debe ser lo más actualizados posible, con el currículum redactado y adaptado concretamente para el medio.

Esto es importante por un lado porque los reclutadores si buscan perfiles concretos en estas redes de empleo, es decir, existe seguro un porcentaje de empleo para el que la edad no va a ser un obstáculo, y al que nos podemos acercar de manera inmediata y global. Por otro lado, el mero hecho de una presencia adecuada en las redes sociales y LinkedIn concretamente, genera una imagen de usuario de las nuevas tecnologías muy necesaria para buscar trabajo independientemente de la edad.

BUSCAR EMPLEO

Distinguir los nichos de búsqueda de empleo

Los nichos de búsqueda de empleo siempre son importantes, pero a partir de los cuarenta es especialmente importante y a partir de los cincuenta mucho más.

En general para poder encontrar trabajo hay que saber dónde buscar trabajo. Esto se puede traducir en dos fases muy claras:

  • Primera fase, detectar por un lado aquellas áreas en las que nuestras competencias son más evidentes, áreas de experiencia profesional, titulaciones, e incluso ámbitos relacionados con aficiones donde nos desempeñemos adecuadamente. No vamos a cerrar la puerta a que surjan ofertas en otros entornos pero resulta importante delimitar un terreno sobre el que movernos con soltura y ser capaces de responder de manera rápida y eficaz.
  • Segunda fase, descubrir las exigencias de las ofertas y buscar en ellas coincidencias con nuestras principales características de búsqueda. Es importante desarrollar aquí una importante capacidad de comprensión de lectura de ofertas. No siempre se va a especificar de manera clara los grados de experiencia necesarios, pero, cuando leemos que se necesita gran experiencia o más de 8 o 10 años de experiencia, podemos pensar que la edad puede no ser un gran obstáculo.

Existen webs y recursos en la red para apoyar la búsqueda de empleo para personas de más de 50, pero, en definitiva forman parte de esos espacios de búsqueda que ya deberíamos haber detectado.

No decir que no a la formación

Aquello de la formación continua tiene hoy en día más sentido que nunca. Toda la formación complementaria que podamos obtener será buena para nuestros propósitos, pero, además, nos muestra como personas activas y preocupadas por nuestra preparación.

Idiomas, ofimática, estudios complementarios a nuestras titulaciones, nada sobra en el bagaje de un candidato a empleo senior.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *