Publicidad

Cómo saber qué curriculum te conviene

Elegir el curriculum adecuado es el primer paso para encontrar trabajo. Vamos a ofrecer algunas claves sobre cómo saber que curriculum te conviene.

COMO HACER EL PRIMER CURRICULUM

No siempre empleamos el tiempo ni el esfuerzo necesario en tratar de descubrir cuál es el curriculum que más nos conviene. Sin embargo, esto no es en absoluto una buena idea ya que, como sabemos, el currículum se convierte en el primer elemento básico en la búsqueda de empleo, un elemento que además puede ejercer de herramienta diferenciadora entre nuestra propuesta y la de otros candidatos.

Si al buscar trabajo de lo que se trata es de mostrar de la mejor manera posible nuestra formación, capacidades, y en definitiva, vender de la mejor manera posible nuestra candidatura, parece lógico que elijamos aquel modelo de currículum que más realce todo el potencial que queremos poner en juego en este proceso.

Esta elección no es fácil, básicamente porque existen una gran cantidad de modelos y formatos diferentes entre los que debemos elegir uno. Vamos a tratar de descubrir cómo tomar esta decisión, y que parámetros utilizar para hacerlo.

Características básicas de cualquier curriculum

Independientemente del modelo de currículum que elijamos, éste debe cumplir con unas características básicas. Éstos serían los parámetros elementales que tu currículum debería tener siempre, en todos los casos, huyendo de aquellos modelos de curriculum que te aleje de ellos.

En primer lugar debe tratarse de un documento de fácil lectura. Cuando hablamos de fácil lectura no nos referimos exclusivamente a tratar de evitar contenidos complejos y redacción excesivamente barroca, que también, sino que nos referimos a facilitar el acceso a los datos y la lectura de los mismos al reclutador. No es lo mismo quien presenta un currículum con una escasa experiencia laboral que quien acumula mucha experiencia, en estos casos una y otra opción requieren de una disposición diferente en el curriculum.

El siguiente lugar hay que buscar estéticas neutras, agradables y de fácil asimilación. Puede ser que en algunos casos y ante empleos concretos, u ofertas de trabajos en ámbitos creativos, podamos añadir cierto toque creativo al documento, pero en general la sobriedad y la buena presentación son básicas. Debe tratarse de un documento homogéneo, sin excesivos saltos ni cambios de estética de principio a fin.

Debe ser también un documento que refleja de manera realista nuestras capacidades, formación, experiencia, etcétera. Mentir en el curriculum puede funcionar a corto plazo, pero es un problema seguro a medio y largo plazo siempre. La sinceridad es un elemento no solo valorable si no fundamental en tu currículum.

Por último, en la medida de lo posible debe tratarse de un documento resumido, sin grandes alardes descriptivos y lo más corto, conciso y claro posible. La media del tiempo que un empleador destina a leer un currículum se mide en segundos en la primera toma de contacto. O somos capaces de enganchar al reclutador en esos segundos o lo tenemos complicado. Una lectura excesivamente compleja alejará muchas oportunidades.

En este post te mostramos lo que debería poner en el campo asunto de tu curriculum

curriculum vitae

Tipos de curriculum sobre los que elegir el más adecuado

Aunque existen muchos modelos diferenciados de currículum, diríamos que centenares, hay tres grandes grupos en los que resulta recomendable enmarcarse. Estos son grupos de curriculum contrastados, que funcionan bien y que se adaptan bien a lo que ofrecen.

La mejor manera de acertar eligiendo tu currículum es analizar a fondo lo que cada uno de estos modelos que ofrece, y posteriormente dentro de ellos, descubrir aquel documento que más te gusta y que más se acerca a lo que estabas buscando.

Curriculum cronológico

Este es el currículum más habitual, más utilizado y más tradicional. En este currículum la información se presenta en orden cronológico, generalmente desde lo más antiguo al más reciente aunque también es posible realizar cronología inversa en una parte de nuestra trayectoria, por ejemplo en los estudios para visualizar antes la formación superior.

Este curriculum es bueno cuando tratamos de destacar nuestra evolución formativa y profesional de manera creciente, que se visualice como hemos promocionado y hemos aumentado en responsabilidades, tareas y eficacia.

Se podría decir que este modelo es el mejor cuando se ha mantenido un proceso estable de evolución tanto los estudios como en el ámbito laboral. Resulta interesante cuando no se quiere abandonar una línea de empleo o cuando se han desempeñado pocos trabajos previos pero se tiene una experiencia amplia.

Por tanto, no resulta adecuado para aquellas personas que presentan largos periodos de inactividad, ya que existirán agujeros cronológicos difíciles de explicar. También puede ser complejo y poco adecuado cuando ha habido saltos formativos importantes o cuando la formación es reducida.

Descubre aquí preguntas y respuestas clave en la entrevista de trabajoCURRICULUM

Curriculum Funcional

Este tipo de currículum viene a resaltar las habilidades, capacidades y labores que se han desempeñado en diferentes puestos de trabajo. Existen diferentes modelos que resaltar cantidades distintas en empleos ejercidos, suele destacar entre tres y seis cargos o funciones llevadas a cabo en los o actividades citadas.

Para los candidatos en busca de primer empleo es probablemente una de las mejores opciones ya que, permite con facilidad sustituir la experiencia laboral por habilidades y tareas ejercidas en otros ámbitos. También es bueno porque camuflar los periodos de inactividad. Es un buen curriculum para personas jóvenes, pero también para personas mayores con largos periodos de inactividad en su carrera profesional.

Sin embargo, debes tener en cuenta que es un currículum algo inhabitual y que no todos los reclutadores lo mira con buenos ojos. Esto es así porque no hay un orden cronológico y puede entenderse que esta falta de cronología tenga que ver con ocultar información.

Curriculum mixto

Se trata de un currículum que, como su nombre indica, mezcla los dos formatos que ya hemos visto anteriormente.

En este caso se incluirán la descripción de las habilidades y competencias del candidato, pero también, en orden cronológico con su trayectoria profesional.

Es un currículum muy bien considerado por los reclutadores ya que permite, de manera muy rápida, generar una primera impresión al tratarse de un documento con una información concreta, y clara.

Sin embargo, debido a que se trata de un tipo de currículum muy enfocado a personalizar la demanda de empleo, no es dado a estandarizarse, es decir, deberíamos revisarlo y volverlo a redactar prácticamente por cada oferta de empleo a la que lo enviemos.

En cualquier caso sigue siendo una opción muy valorable y a tener en cuenta.

Otras opciones de curriculum

Si los tres tipos de currículum que hemos visto hasta ahora son los más interesantes independientemente del ámbito laboral, es cierto que en los últimos tiempos se ha abierto mucho la opción tanto de curriculum diferentes como de elementos complementarios.

En cualquier caso, antes de determinar si el formato es el adecuado, debemos tener claro que responde a los puntos clave que ya hemos visto anteriormente, un currículum que no es capaz de responder a sus puntos clave no es un buen currículum, y difícilmente va a servir a nuestros fines a la hora de buscar empleo.

Publicidad

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *