Publicidad
Publicidad

¿Cómo es el empleo verde?

Es uno de los pocos modelos de empleo que durante el periodo de crisis ha presentado tasas de crecimiento, sin embargo, el empleo verde sigue siendo un gran desconocido en nuestro país, incluso cuando también ha aumentado su implantación de manera notable con respecto a los primeros años del presente siglo.

Ya en el año 2012 se calculaba que aproximadamente el 50% de las pequeñas y medianas empresas europeas tenían algún puesto de trabajo que reunía o bien todas o bien parte de las características básicas del empleo verde, de hecho se trataba de la inercia de un impulso generado años atrás por la política de subvenciones a este tipo de modelo de trabajo, sin embargo, con los años no sólo se irá implantando sino que se trata en algunos casos un auténtico nicho de empleo a futuro.

El crecimiento del empleo verde

 

En general es en el ámbito de la pequeña y mediana empresa donde mejor se está instalando el concepto de empleo verde. Aquí es donde sectores como la innovación ambiental, la edificación sostenible, la asesoría ambiental integral a empresas, o con mucha fuerza, las relaciones entre turismo, ocio y sostenibilidad, han generado un buen número de empleos, y, lo más importante, han marcado camino en una dirección que como decíamos apunta a un segmento y modelo de trabajo con grandes posibilidades futuras.

Esto tiene además el valor añadido de que la progresiva incorporación de las nuevas tecnologías a los elementos tradicionales del empleo verde, es decir a trabajos más directamente relacionados con la sostenibilidad, vuelve a generar un espacio de oportunidades que se está abriendo de manera muy interesante en los últimos tres o cuatro años. Dos ejemplos claros podría ser por un lado el  I+D+i ambiental donde la influencia de las nuevas teologías está siendo básica, y por otro lado, la importancia de que Internet está teniendo como escaparate y canal de venta y comercialización de un gran número de productos sostenibles de pequeñas y medianas empresas basadas en criterios comerciales en los que el baremo de la sostenibilidad es uno de los ejes.

Debemos en este punto destacar, más de momento por su interés que realmente por una proyección a medio plazo de amplio crecimiento, el potencial que nuestro país puede presentar en segmentos aún poco desarrollados como puede ser la ecología industrial o el cultivo agroenergético, que a nivel internacional se han convertido ya de hecho en yacimientos de empleo activos y pujantes.

Así como de algunos sectores en nuestro país lo máximo que podemos esperar es una cierta recuperación y estabilidad, la verdad es que en lo relativo al empleo verde las expectativas futuras de crecimiento son ciertamente importantes, y como vemos, aún en el caso de nuestro país con sectores que pueden llegar a ser punteros, en plena fase de desarrollo incipiente.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *