Publicidad

Cómo destacar cuando buscas trabajo

En un escenario en el que son millones las personas que buscan trabajo es lógico tratar de mejorar las oportunidades propias ante la oferta de empleo. Sin duda una de las mejores maneras de obtener esto es destacar sobre los demás desde el propio proceso de búsqueda.

BUSCAR TRABAJO

Hay muchas maneras de enfocar las iniciativas que llevamos a cabo en el momento de buscar trabajo, sin embargo, no todas tienen el mismo resultado ni nos sitúan en las mismas coordenadas que el resto de personas en busca de empleo.

Se trata, incluso por encima de las propias ofertas de trabajo, de partir de un principio propio, creíble y realista que nos permita elaborar un proceso óptimo en el que, entre otras cosas, seamos capaces de destacar sobre el resto de candidatos ante un empleo.

El trabajo de buscar trabajo

Antes de entrar en detalles sobre acciones concretas hay una cuestión, casi filosófica, que siempre debería ser tenida en cuenta, es la actitud y la constancia en este proceso que nos tiene que llevar a conseguir un empleo. Una actitud y una constancia que debe entenderse así como un trabajo en sí mismo.

En todos los casos, pero sobre todo en aquellas personas que llevan un tiempo buscando empleo, resulta fundamental organizar su vida alrededor del objetivo marcado, es decir, buscar trabajo.

Esto significa crear horarios destinados a la búsqueda activa de empleo, pero también, a otras actividades como la mejora de la formación, el repaso a nuestras presentaciones, currículum, marca personal en Internet, etcétera…

Este tipo de actitud es la que nos va a permitir mantener un estado de alerta totalmente necesario cuando queremos acceder al mercado laboral dentro de una competencia tan feroz como la actual por cualquier puesto de trabajo.

Ideas que pueden ayudarte a destacar frente a otros candidatos

No existen datos reales y totalmente fidedignos sobre el porcentaje de respuesta de las empresas a los currículum que se envían o a las solicitudes de respuesta a la demanda de empleo.

Si echamos un vistazo a los diferentes informes del mercado laboral en lo que llevamos de cada descubrimos que las cifras más optimistas sitúan esta respuesta en torno al 5%, es decir, incluso cuando las empresas realizan búsqueda activa de trabajadores, su nivel de respuesta no será muy superior al de cinco candidatos por cada 100 solicitudes.

Esto significa que, obviamente, una de las principales peleas que vamos a mantener durante el proceso de búsqueda de trabajo es situarnos en ese porcentaje la mayor cantidad de veces. Para ello va a ser necesario llamar la atención del reclutador y destacar sobre el grueso de las personas que optan al empleo.

Vamos a detenernos en una serie de cuestiones que pueden ayudarnos en este sentido. Ojo, esto no significa que vayan a llamarte siempre que envías un currículum ni mucho menos, debes estar preparado para un modelo de oferta/demanda de trabajo en el que desafortunadamente hay que enviar muchos currículum para optar a pocas entrevistas, sin embargo, lo que sí puedes hacer es mejorar exponencialmente tus posibilidades.

En general los currículum o las respuestas a demanda de empleo que son rechazadas suelen ser aquellas que no presentan la información adecuada, tienen una imagen poco correcta, no cumplen los requisitos mínimos solicitados o simplemente no consiguen atraer al reclutador.

Veamos cómo podemos tratar de solucionar estos problemas.

Aquí te mostramos cómo solicitar el informe de vida laboral

BUSCAR EMPLEO

Tener una buena marcar personal impoluta y comprobable

Puede que hace unas décadas, antes de Internet, la buena marca personal tuviera que ver tanto con los informes positivos que se podían presentar como con la explicación propia de las excepcionalidad desde cada uno. Esto puede ser útil hoy en día, pero ni mucho menos es determinante si no viene acompañado de una presencia en las redes sociales y en general de una huella en Internet acorde a lo que se expone.

Hoy en día difícilmente vamos a entender una buena marca personal sin una buena huella en Internet. Esto significa no sólo mantener al día nuestros perfiles en redes sociales de búsqueda de empleo, donde es muy importante una presencia activa, sino también mantener una huella positiva en el resto de redes sociales y comportamiento general en Internet.

No tiene mucho sentido mantener cuentas personales en redes sociales en las que se manden mensajes contradictorios o que puedan chocar contra la imagen de marca personal que pretendemos defender. Del mismo modo, tampoco se entienden cuentas de correo electrónico con nombres raros, sarcásticos o que resulten bromas personales.

Ten en cuenta que las redes sociales y tu presencia en ellas va a ser con mucha probabilidad comprobada y consultada, por tanto, va a afectar mucho a la imagen general que ofreces y sobre todo a la marca personal que has vendido en tu currículum.

Aprovecha bien los recursos que te ofrece internet

Curiosamente, en el momento de la historia en el que mayor acceso tenemos a información y herramientas personalizadas para comunicar, no siempre utilizamos estas fórmulas de la manera adecuada. Buen ejemplo es el modelo de entrega de currículum a través de Internet, por supuesto generalmente a través del correo electrónico.

Hoy en día, a pesar de mantener la tradición de entrega de currículum a través de correo postal o incluso en mano, cada vez es más frecuente el envío de este tipo de información a través de un correo electrónico, algo más rápido, más directo, y por supuesto mucho más eficaz ya que nos permite un número mayor de envíos con mayor rapidez.

Sin embargo, como decíamos, no siempre utilizamos bien este medio de contacto que además, en muchos casos va a ser el primero en conectar con los posibles empleadores.

En primer lugar como ya indicábamos en el apartado de la marca personal, debemos evitar direcciones de correo electrónico complejas, inadecuadas o fuera del lugar. Si los dominios personales estuvieran ya registrados conviene buscar opciones relativas a nuestras iniciales o similar. En cualquier caso generar una dirección de correo electrónico sobria y correcta.

En este post te mostramos los principales nichos de empleo para jóvenes

OFERTAS DE TRABAJO

El currículum no debe enviarse a ser posible en archivos Word o similares. Probablemente el formato más adecuado sea el PDF, hoy en día hay programas y herramientas más que abundantes para convertir un documento en un archivo PDF. El archivo PDF lo que va a permitir es respetar el formato del currículum tal y como lo has creado, y además, genera una imagen mucho más positiva que otro tipo de archivos. Puede ser suficiente adjuntarlo como documento, señalando su presencia en el texto de presentación, pero, si puedes incluirlo en el cuerpo del mensaje garantizas un acceso más rápido a su lectura.

El correo electrónico con tu solicitud de empleo debe incluir necesariamente un saludo, una presentación breve y una despedida. No se trata de contar el contenido del currículum en estos tres espacios, al contrario, en la medida de lo posible se trata de mostrar que conocemos el destinatario del correo electrónico, y en dos frases resumir nuestra valía para los puestos ofertados y nuestro interés en los mismos. Algo que deberá corroborarse en el contenido del currículum.

Elige a quién diriges tu solicitud de empleo

Hoy en día con las opciones que las plataformas de empleo en Internet ofrecen existe la tendencia de realizar envíos masivos, muchas veces sin saber realmente nada o casi nada de la empresa a la que estamos enviando nuestros currículum. La efectividad de este tipo de envíos no es desde luego alta.

Resulta mucho más interesante, sin tener por qué dejar de hacer lo anterior, tratar de dirigirnos en la medida de lo posible de manera directa a las propias empresas sin utilizar intermediarios. Esto sobre todo recomendable en aquellos campos laborales en los que realmente nuestras competencias son elevadas.

Tanto en el caso de empresas de nuestro sector productivo que ya demandan trabajadores, como en aquellas que puedan demandarlos en el futuro, conviene investigar sobre su funcionamiento, estructura, y todos los datos que puedas recabar. De hecho, cuanto más personalices el envío de tu solicitud de empleo mejor.

A la hora de rellenar el campo asunto del e-mail hay que tener mucho cuidado. Si sabemos que respondemos a una demanda de empleo nuestro asunto debe relacionarse directamente con dicha demanda, mientras que si nos postulamos ante una empresa que no está en proceso de búsqueda aun el tipo de asunto debe ser diferente, más orientado al futuro o a la posibilidad de ocupar una plaza laboral.

Lo que nunca debemos hacer es dejar la línea asunto vacía.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *