Relojes no solo parsa dar la hora

Están en los escaparates de las tiendas más deseadas de medio mundo. Atraen por sí mismos y aunque su precio es prohibitivo, todo el mundo quiere uno en su muñeca, incluso más de uno en días sucesivos. A pesar la invasión digital y de la competencia relacio...