La tercera generación del Renault Mégane R.S., tiene la ambición de ser la referencia en el mercado de los vehículos deportivos compactos del segmento C. Se fabrica en la factoría de Palencia, una de las más punteras del Grupo Renault, en ella se han fabricado más de 4 millones de vehículos de la gama Mégane, desde 1.995. En concreto, la gama deportiva del Megane ha comercializado en España más de 2.700 unidades desde su inicio en 2.003, incluyendo dos generaciones y diversas series limitadas como las del R26 o las del Megane Trophy, entre otras.

El nuevo Renault Mégane R.S. estrena con este modelo una nueva variante del motor 1.8 turbo de inyección directa, nacido de las sinergias de la Alianza Renault-Nissan. Desarrolla una potencia de 280 CV (205 kW) a 6000 r.p.m. y un par de 390 Nm disponible entre 2400 y 4800 r.p.m. Para conseguir las prestaciones requeridas, los especialistas de Renault Sport han diseñado una nueva culata de estructura más reforzada y una refrigeración más eficaz, que disipa las calorías muy cerca de la cámara de combustión.

Este diseño fue confiado a un equipo de trabajo formado por los mejores especialistas de Renault Sport Cars, de Renault Sport Racing y del Technocentre1 Renault. El tiempo de desarrollo se redujo a seis meses gracias a los medios de cálculo del centro de Viry-Châtillon.

El trabajo se centró en el turbocompresor de doble entrada (Twin Scroll), que ya se había utilizado en el Mégane III R.S. Para aumentar el caudal de aire fresco que alimenta el motor, la línea de admisión se ha vuelto a diseñar y se le ha añadido una segunda entrada de aire, así como un nuevo elemento filtrante de mayor volumen. Con este nuevo diseño y tecnología se ha permitido mejorar el par a bajo régimen.

Para un mayor rendimiento si cabe, el motor del Nuevo Mégane R.S. se beneficia también de tratamientos de superficie procedentes de la competición y de los supercars, como el DLC (Diamond Like Carbon) para los empujadores de válvulas y el Mirror Bore Coating para el revestimiento de las camisas de cilindros. También está dotado de una distribución por cadena y se han reducido las emisiones de CO2 y el consumo de combustible en un 11 y un 8 por ciento respectivamente.

 Dos opciones de cambio de marchas

Después de sopesar y consultar con propietarios del anterior Mégane III R.S., se ha decidido mantener la caja de cambios manual de seis relaciones. Pero ahora, la oferta se enriquece con otra caja de cambios de doble embrague EDC de seis marchas.

La caja de cambios EDC dispone, al igual que los vehículos de carrera, de un mando de cambio de velocidades mediante dos levas en el volante. Los tiempos de cambio de marcha del modo MULTI-SENSE seleccionado pueden ser: Comfort y Normal, son cambios de marcha que preservan el confort, sin tirones; Sport, son cambios más rápidos, con una sonoridad de escapes amplificada; Y Race, que tienen más eficacia a la vez que comodidad, con cambios aún más rápidos que los anteriores.

Aparte de estas opciones, en los modos Sport o Race, la caja de cambios EDC también dispone de dos funciones más: El Multi Change Down, con la que se pueden reducir varias marchas de forma simultánea, manteniendo pulsada la leva del lado izquierdo. Con esto se obtiene la manera más eficaz y la mejor relación en la salida de las curvas. Y el Launch Control, que gracias a una precarga del embrague y del turbo, la salida parada es tan eficaz como si quisiéramos obtener la salida de un gran premio. En el modo Sport, el sistema antideslizamiento también presta especial atención en encontrar la mejor motricidad en condiciones de nula adherencia.

Dos configuraciones de chasis.

Está disponible con 2 formas del chasis: Sport y Cup. La configuración Sport del nuevo Mégane R.S. ha sido diseñado para ser más eficaz en carretera y aporta una nueva polivalencia en todo tipo de firme, hasta el más bacheado. Estrena nuevos amortiguadores y un sistema electrónico de reparto del par actuando independientemente en los frenos de las ruedas motrices, esta tecnología permite limitar el subviraje y optimizar la motricidad en la salida de curvas. 

La configuración Cup se adapta más a una utilización deportiva intensa y para rodar en circuito, el chasis Cup es opcional y propone una amortiguación un 10 % más firme y un nuevo diferencial mecánico Torsen® de deslizamiento limitado. Con tarados modificados con respecto a la generación anterior, este nuevo diferencial mejora el comportamiento en todas las fases: Al cortar gas, la menor tasa de transferencia (un 25 % frente a un 30 % en Mégane III R.S.) otorga al vehículo una mayor precisión al entrar en las curvas; En las aceleraciones, la alta tasa de transferencia (un 45 % frente a un 38 % en Mégane III R.S.) incrementa la motricidad y limita el subviraje inherente a una tracción delantera.

Los ingenieros también han introducido la tecnología 4CONTROL en el Mégane R.S. Este sistema de cuatro ruedas directrices es una primicia mundial en el segmento de los deportivos compactos. El sistema 4CONTROL mejora la agilidad en las curvas cerradas y la estabilidad en las curvas rápidas:A baja velocidad, las ruedas traseras giran en sentido opuesto a las delanteras dentro de un límite de 2,7 grados. El sistema 4CONTROL cobra todo su sentido en los tramos sinuosos, con un comportamiento incisivo gracias a una dirección un 20 % más directa. Los reglajes que se han elegido mejoran la inscripción en las curvas y le dan al coche un lado “travieso” inédito en un vehículo de tracción delantera. Los discos de freno delanteros son de 355 milímetros de diámetro con pinzas de cuatro pistones de la marca Brembo, dispone de llantas de 18 pulgadas de serie, pudiendo opcionalmente montar llantas de 19 pulgadas.

Un habitáculo de ambiente deportivo:

El nuevo Renault Mégane R.S. se distingue también por un color emblemático: el Naranja Tonic, que viene a enriquecer el muestrario de colores de Renault Sport. Al igual que el amarillo Sirius, este nuevo color se ha beneficiado de un desarrollo específico para que su brillo y reflejos sean únicos, poniendo de relieve las líneas del coche.  En el habitáculo predominan los asientos delanteros tipo Sport, con reposacabezas integrados que refuerzan la sensación e imagen de cockpit, se pueden elegir con dos opciones de tapicería, una de tejido trama de carbono y otra denominada Alcantara®2. Los pedales y la palanca de cambios son específicos en aluminio.

R.S. Monitor

Con una ergonomía totalmente rediseñada se ofrecen distintas funcionalidades, como el dispositivo de telemetría y adquisición de datos de Renault Sport. El Monitor propone una nueva experiencia a los conductores de Nuevo MÉGANE R.S. Hay dos niveles opcionales disponibles al realizar el pedido del vehículo, R.S. Monitor resume la información que aportan unos cuarenta captadores repartidos por el vehículo. De este modo, es posible visualizar, en la tablet táctil R-Link 2, un sinfín de parámetros del vehículo en tiempo real: aceleración, frenado, ángulo de volante, funcionamiento del sistema 4CONTROL, temperaturas y presión. Inédito en el segmento, R.S.  el Monitor Expert permite filmar sesiones de rodaje y superponer a estas los datos de telemetría para obtener unos vídeos en realidad aumentada. Estos vídeos enriquecen la experiencia de pilotaje de Nuevo MÉGANE R.S. y pueden compartirse de forma instantánea en las redes sociales a través de las aplicaciones disponibles para los smartphones iOS y Android.

Ayudas a la conducción

 Este nuevo Megane dispone de una decena de ayudas a la conducción (ADAS), entre las que se encuentra el regulador de velocidad adaptativo (ACC), el de frenada activa de emergencia (AEBS), la alerta de distancia de seguridad (DW), la alerta de exceso de velocidad con reconocimiento de señales de tráfico (OSP con TSR), la alerta de ángulo muerto (BSW), la cámara de marcha atrás y el aparcamiento manos libres (Easy Park Assist). Y por supuesto todo controlado desde la tablet táctil R-Link 2 en formato de 7 pulgadas horizontal u 8,7 pulgadas vertical, que permite gestionar todas las prestaciones del vehículo: activación y desactivación las ADAS, gestión de los modos MULTI-SENSE, R.S. Monitor.

Y un sistema de audio desarrollado en colaboración con los ingenieros Bose®, que consta de un altavoz central en la parte delantera, otros ocho altavoces repartidos en el habitáculo y un cajón de graves integrado en el maletero para un sonido preciso, claro y equilibrado. Su precio está desde los 32.000 euros y las primeras unidades se entregaran en el mes de mayo.

El director general de Renault Sport Cars Patrice Ratti, comento:

 “Desde la primera generación de Mégane R.S. en 2003, hemos querido proponer cada vez más rendimiento y más tecnología para lograr un mayor placer de pilotaje, pero sin comprometer el uso diario. Lanzado en 2009, el Mégane III R.S. la 2ª generación de R.S., se ha convertido en un auténtico icono. Sustituirlo ha sido un verdadero reto para todo el equipo. Estamos orgullosos de haber podido hacer un coche aún más eficaz en las curvas gracias, sobre todo, al sistema 4CONTROL, que optimiza la agilidad en las curvas cerradas y la estabilidad en las curvas rápidas, tanto en carretera como en circuito. Con genes propios del automovilismo, el nuevo Renault MÉGANE R.S. es un vehículo diseñado por apasionados para unos clientes apasionados. Su versatilidad hace que sea perfecto también para la conducción en el día a día”.

Y Nico Hülkenberg, piloto de Renault Sport Formula One Team y embajador de Renault Sport Cars:

“Tras haberme implicado en el desarrollo de Nuevo Renault MÉGANE R.S., estoy muy satisfecho de ser su embajador. Tuve la suerte de pilotar el coche en distintos circuitos como, Mónaco, Montlhéry y Spa-Francorchamps, y quedé impresionado por la eficacia de las últimas tecnologías de a bordo. El sistema 4CONTROL hace realidad el sueño de todo piloto que busca eficacia a la vez que mejora la agilidad y la estabilidad.” ¡Es una lástima que las cuatro ruedas directrices estén prohibidas en Fórmula 1!

 

 

Te puede interesar...

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.