Desde 2018, Audi introducirá gradualmente funciones de conducción automatizada, como el aparcamiento pilotado en plazas de aparcamiento y en garajes o el asistente para la conducción pilotada en atascos.

Nuevas intenciones de estilo exterior. 

El nuevo Audi A8 presenta una nueva declaración de estilo para la marca y anticipa la llegada del nuevo diseño a todos sus modelos. El nuevo frontal tiene ahora una parrilla distinta, más ancha y poderosa a la vista, denominada por Audi “Singleframe”, que simboliza la elegancia, sofisticación y condición vanguardista. La nueva berlina de lujo posee una presencia imponente, en sus dos versiones de carrocería que estarán disponibles, la versión con carrocería normal mide 5,17 metros y la más alargada denominada A8 L, crece hasta los 5,30 metros (17 cm más). Esta última versión, tardará algún tiempo más en comercializarse. Audi es una marca fácilmente reconocida en todo el mundo, por su seductora imagen deportiva, la construcción ligera de sus carrocerías, y la tracción total permanente quattro. Ahora, además, el nuevo diseño también empieza a transmitir esos valores, la vista lateral da la sensación de tener más elevada su parte frontal y se combina con una suave inclinación en la zona trasera, creando la sensación de más tensión en sus líneas de horizonte   .

El modelo más alto de gama anuncia su presencia tanto de día como de noche, bien mediante los llamativos grupos ópticos delanteros HD Matrix LED con iluminación Audi láser, o bien con las luces traseras de tecnología OLED combinadas con una tira horizontal de luces LED que conecta los dos pilotos traseros.

Un interior lujoso y cómodo como muy pocos.

 Amplitud y libertad son características que definen a su nuevo diseño interior, que ahora es todavía más lujoso. Comparado con el modelo anterior, el espacio del habitáculo ha crecido sustancialmente en las dos versiones de carrocería. La gama de equipamientos y materiales es bastante extensa y cada detalle desprende un aire de calidad singular y superlativo, desde las perforaciones en la tapicería de los asientos, hasta la apertura y cierre eléctricos de las salidas de ventilación.

Los asientos más lujosos del nuevo modelo de Audi están en la parte trasera derecha: de manera opcional en el A8 L (versión larga), combinan cuatro ajustes diferentes y un apoyo para los pies. Es un asiento, pensado para que el pasajero puede calentar y activar la función de masaje para los pies con una unidad de múltiples configuraciones, incorporada en el respaldo del asiento delantero. Los nuevos reposacabezas de confort completan una agradable experiencia a bordo. 

Los pasajeros de las plazas traseras también pueden controlar una serie de funciones, como la luz ambiente, la nueva luz de lectura HD Matrix o la función masaje de los asientos, además de poder realizar llamadas de teléfono privadas. Este mando remoto para las plazas traseras es un dispositivo móvil alojado en el reposabrazos central trasero, tiene una pantalla OLED y es del tamaño de un smartphone. Desde luego no es un vehículo solo para conducirlo, es para disfrutarlo, por amplitud, lujo y representación, está pensado para compartirlo, bien con un chofer, o bien en familia.

Respuesta al tacto mediante pantallas.

En el interior del habitáculo se adopta deliberadamente un diseño minimalista. La arquitectura interior es clara y con una orientación netamente horizontal. Audi lleva sus estándares de alta calidad a la era digital mediante un sistema de manejo radicalmente nuevo. Se han eliminado los botones estándar giratorios o pulsables del modelo anterior; ahora el salpicadero del A8 está, en gran medida, libre de botones e interruptores. 

Un interfaz de usuario aparece al abrir el coche. El conductor puede operar el sistema de Infotainment con un dedo sobre esa gran pantalla. También puede usar una pantalla táctil secundaria en el centro de la consola central para acceder al climatizador, las funciones de confort o para introducir texto. Mientras lo hace, puede descansar confortablemente la muñeca en la ancha palanca selectora del cambio tiptronic, por ejemplo, para introducir un destino de navegación aún más cómodo y fácilmente.

Cuando el conductor activa una función en las pantallas superior o inferior, oye y siente un click como modo de conformación. Los botones con apariencia de cristal responden de la misma manera. Esta combinación de respuesta acústica y táctil, junto con el uso natural de gestos como el barrido, hacen al nuevo MMI touch response, especialmente seguro, intuitivo y fácil de usar.

El A8 también se puede conversar de forma inteligente. El conductor puede activar una serie de funciones mediante una nueva forma de control de voz. La información de los destinos o las fuentes de música están disponibles bien a bordo o bien proporcionadas por una conexión con la nube a velocidad 4G. Los numerosos servicios de Audi connect incluyen reconocimiento de señales de tráfico e información sobre riesgos, un innovador sistema de comunicación “Car-to-X” que recoge la información del inteligente conjunto de otros modelos de Audi. Otra nueva característica es la navegación optimizada: tiene una función de auto aprendizaje basado en las rutas ya recorridas. El mapa también incorpora modelos en 3D altamente detallados de las principales ciudades europeas, para mostrarlas de forma aún más realista. La última versión de la plataforma modular de Infotainmet MIB 2+, ejerce el control de todas estas funciones. Tiene implementado un avanzado procesador K1 del socio tecnológico de Audi NVIDIA. Un segundo chip K1 genera los gráficos en el Audi virtual cockpit, una instrumentación digital con resolución full HD de 1.920 x 720 píxeles. 

El equipo Bang & Olufsen Advanced Sound System crea una nueva experiencia espacial de sonido. Por primera vez, los ocupantes de las plazas traseras también pueden disfrutar de su fascinante sonido 3D con una magnitud espacial de altura. La música se difunde exactamente como si estuviera grabada en una sala de conciertos, gracias a un algoritmo que Audi ha desarrollado conjuntamente con el Instituto Fraunhofer (www.fraunhofer.de), de digitalización de datos. Su calidad de sonido se combina con la del nuevo estándar de telefonía en el Audi A8, gracias al Audi phone box con Voice over LTE; el usuario de este sistema podrá experimentar los beneficios de este nuevo estándar en el manejo, el sonido y la calidad de la conexión.

Conducción pilotada incluso desde el móvil.

El nuevo A8 es el primer automóvil de producción mundial desarrollado específicamente para una conducción altamente automatizada. El Audi AI traffic jam pilot toma el control de la conducción en circulación lenta, hasta los 60 km/h en autovías y autopistas, donde haya una barrera física entre los dos sentidos de circulación. El sistema se activa mediante el botón AI en la consola central. El traffic jam pilot se encarga del arranque, la aceleración, la dirección y la frenada. El conductor ya no necesita supervisar constantemente lo que hace el coche, puede quitar las manos del volante y, en función de las leyes de cada país, centrarse en diferentes actividades proporcionadas por el vehículo, como ver la televisión. Tan pronto como el sistema llega a su límite, requiere al conductor para que vuelva a llevar a cabo la tarea de conducir.

El Audi AI traffic jam pilot es revolucionario desde una perspectiva técnica. Durante la marcha en modo pilotado, un controlador central de asistencia a la conducción (zFAS) monitoriza permanentemente el entorno mediante las lecturas de distintos sensores. Además del radar, una cámara frontal y los sensores de ultrasonidos, Audi es el primer fabricante de automóviles que implementa un escáner láser. La introducción del Audi AI traffic jam pilot implica que el marco legal deberá ser aclarado en cada mercado individual, junto con la regulación de su aplicación y el procedimiento de prueba específicos de cada país.

Los altos niveles de calidad de la marca se aplicarán igualmente en el ámbito de la conducción altamente automatizada. Además, será preciso observar en todo el mundo una serie de procedimientos de autorización y sus correspondientes plazos. Por tanto, Audi adoptará una estrategia gradual para la introducción del traffic jam pilot en los modelos de producción.

El Audi AI remote parking pilot y el Audi AI remote garage pilot pueden conducir por sí mismos al A8 para entrar y salir de un lugar de aparcamiento o de un garaje, maniobras supervisadas por el conductor, que no necesita estar dentro del coche. Puede activar la función apropiada mediante su smartphone con la nueva aplicación para móviles, myAudi. Para monitorizar la maniobra de aparcamiento, mantiene pulsado el botón Audi AI y ver la imagen directa en su dispositivo generada por las cámaras de 360 grados. Una vez que ha finalizado la maniobra, el sistema engrana automáticamente la posición P del cambio automático tiptronic, para el motor y apaga el contacto. Sensaciones que nos recuerdan a la infancia con los coches teledirigidos, solo que ahora, es más serio manejar los 5,30 metros del vehículo a distancia

Innovación en Sistemas de Dirección y Suspension.

Con todo un conjunto de innovaciones, la suspensión no se iba a quedar atrás, alcanza los límites mismos de lo físicamente posible. Una de estas innovaciones es la dirección dinámica a las cuatro ruedas, que combina un tacto directo y deportivo con una extraordinaria fidelidad de trayectoria. La desmultiplicación de la dirección delantera varía en función de la velocidad. Dependiendo del rango de velocidad, las ruedas traseras se mueven en la misma dirección que las delanteras o en dirección contraria. La respuesta del coche se torna incluso más dinámica y precisa con el diferencial deportivo, que distribuye activamente el par de las ruedas traseras, como complemento a la tracción total permanente quattro siempre de serie en el Audi A8.

 La segunda e importante nueva tecnología es el Audi AI active suspension, un sistema de suspensión completamente activo; dependiendo de las preferencias del conductor y de las condiciones de circulación, es capaz de elevar o bajar independientemente cada rueda mediante actuadores eléctricos. Esta posibilidad confiere un fabuloso margen de funcionamiento en condiciones de marcha, que abarca desde el suave confort de suspensión característico de un sedán de lujo, hasta el dinamismo de un gran deportivo. En combinación con el Audi pre sense 360°, se puede elevar rápidamente la carrocería si existe la posibilidad de un impacto lateral, lo que reduce las posibles consecuencias del accidente para todos los ocupantes. Este increíble innovador sistema de suspensión obtiene la energía de un sistema eléctrico de 48 Voltios. Y la marca lo ha instalado por primera vez como el sistema eléctrico principal en todas las versiones del A8. En conjunto con la avanzada suspensión neumática, este vanguardista concepto de suspensión proporciona una experiencia de conducción completamente nueva e innovadora.

 Propulsiones Mild hybrid y e-tron.

En su lanzamiento al mercado el nuevo A8 dispondrá de dos motores V6 turbo completamente rediseñados: un 3.0 TDI (Diesel) y un 3.0 TFSI (Gasolina). El diésel desarrolla 210 kW (286 Caballos) y la versión de gasolina, 250 kW (340 Caballos). Posteriormente llegarán dos versiones de ocho cilindros: un 4.0 TDI con 320 kW (435 Caballos) y un 4.0 TFSI con 338 kW (460 Caballos). La exclusiva culminación de la gama de motores será el W12 (12 Cilindros) con 6,0 litros de cilindrada (estos vehículos que todavía no se pondrán a la venta no están sujetos a la directiva 1999/94/EC). Todas las motorizaciones funcionan en conjunción con un alternador-motor de arranque movido por correa (BAS), el corazón del sistema eléctrico de 48 Voltios. Esta tecnología Mild hybrid (MHEV, Mild hybrid electric vehicle) permite que el coche avance con el motor apagado y que vuelva a arrancar suavemente. También puede realizar un uso extenso de la función start/stop y genera hasta 12 kW de potencia en la recuperación de energía. El efecto combinado de estas medidas disminuye aún más el consumo de carburante en casi 0,7 litros cada 100 kilómetros en condiciones de reales de circulación.

También habrá un A8 L e-tron quattro, y tendrá un potente sistema de propulsión híbrido enchufable. Con un 3.0 Litros TFSI y un potente motor eléctrico alcanza los 330 kW (449 Caballos) de potencia combinada y 700 Nm de par. Tendrá una batería de iones de litio que almacena la suficiente energía como para recorrer unos 50 km en modo eléctrico. Opcionalmente, también se podrá cargar mediante el Audi Wireless Charging, que es una plataforma en el suelo del garaje que trasfiere la carga inductivamente a una bobina instalada en el automóvil, con una potencia de 3,6 kW.

El nuevo Audi A8 y el de batalla más larga el A8 L, se fabrican en las instalaciones de Neckarsulm (Suroeste de Alemania) y llegarán al mercado a finales de otoño de 2017. El precio inicial es desde 97.500 euros para el Audi A8 3.0 TDI. Sin duda, se trata de un espectacular vehículo en todos los sentidos.

 

 

 

Te puede interesar...

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.