Borja Muñoz Cuesta

Futuros + opciones

Sin que sirva de precedente

| |
Bolsamania | 25 nov, 2016 12:25 - Actualizado: 11:17

 

El pasado miércoles, hice para los lectores de Bolsamania este análisis sobre una estrategia que se beneficiase de un posible rally de navidad. Más abajo podéis ver el análisis completo. Estoy convencido de que quien me conozca como day trader, leerá con suma atención este análisis, debido a mi manifiesto pobre interés en predicciones a plazo superiores a 10 minutos. Pese a ello, considero que la estrategia que de inmediato les presento puede otorgar notables plusvalías de cara a fin de año.

Diluido el efecto Trump, vamos a plantear la posibilidad de tener un rally de navidad, llevando a cabo una estrategia utilizando futuros y opciones. Combinar ambos activos, nos permite realizar una apuesta sobre el mercado, pero estableciendo unos niveles de riesgo que se adaptarán tanto a nuestra visión del mercado como a nuestra capacidad de asumir esos riesgos.

Lo primero, sería plantear si es razonable o no, buscar una posición alcista en este momento con objetivo a final de año, para ello analicemos el gráfico del futuro del DAX.

El futuro del Dax presenta una ruptura al alza de la tendencia bajista desde este verano, y el precio desde los mínimos de Febrero de 2016 muestra una estructura de canalización alcista (canal azul). A la vista del gráfico, parece razonable pensar que el Dax podría en los próximos meses buscar el techo del canal alcista y dirigirse hacia los 11.200-11.400 puntos.

Bien, si nos parece este un escenario probable, vamos a ver la forma en que nos podemos enfrentar a él. Lo primero sería tomar una posición alcista comprando un futuro del mini-Dax y esperar que se confirme nuestra previsión, por supuesto fijando un stop de pérdidas en un nivel de precios que consideremos que deshabilita el escenario que hemos considerado, y esto es una regla que nunca debemos saltarnos si deseamos que “nuestro dinero y nosotros estemos más tiempo juntos”.

Para establecer qué nivel de stop loss sería adecuado, veamos un gráfico de 60 minutos sobre el futuro del mini-Dax para observar los precios con más detalle.


Según el gráfico, si decidimos comprar sobre los precios actuales de 10.650 puntos, sería aconsejable fijar el stop loss en los 10.200 puntos, esto nos supone una pérdida en caso de que salte el stop de 450 puntos, que sobre el precio actual del índice alemán supondría una pérdida del 4.22%.

Como nuestro escenario es que los precios podrían subir hasta la zona de 11.200 puntos, si esto se produce podríamos tener un beneficio de 550 puntos, equivalente a un 5.16%. En principio la operación parece razonable, y si además los precios suben hasta la resistencia de los 11.400 el beneficio podría ser de hasta el 7.02%.

Ahora vamos a ver cómo podríamos establecer esta estrategia pero utilizando las opciones como forma de protección, que nos permita de antemano conocer el riesgo y, algo muy importante, dormir más tranquilo.

Como queremos protegernos de las caídas, según compramos el futuro del mini-dax adquirimos un opción PUT 10.600 para vencimiento 20 de Enero de 2017, por la que tenemos que pagar 280 puntos del Dax, esta Put es una opción de venta que al comprarla tenemos el derecho de vender el mini-Dax a 10.600 puntos. Pero no olvidemos que hemos tenido que pagar 280 puntos, esto quiere decir que hasta que el futuro no suba 280 puntos, es decir, supere los 10.930 puntos (10.650 + 280) no hemos compensado el coste de comprar la opción Put 10.600 protectora.

Como observa, las opciones no son baratas, para compensar su coste el mercado tiene que subir el 2.62%, y lo peor que nos podría pasar es que el mercado suba tan despacio que no le dé tiempo a compensar lo pagado por la opción Put.

La magia de las opciones es que podemos cambiarlas para mejorar la relación de riesgo – recompensa.

Comprar la opción PUT 10.600 nos protege de caídas hasta cero, ya que nos confiere el derecho a vender el futuro del mini-dax a 10.600 puntos, aunque el mercado caiga 1.000, 2.000 o hasta 16.550 puntos, por eso decimos que nos protege hasta cero.

Pero la pregunta sería ¿vemos al futuro del mini-dax de aquí al 20 de Enero cotizando a CERO? Luego ¿qué sentido tiene pagar por una protección tan potente? Parece más razonable protegernos de una caída de 400, 500 o 600 puntos.

 

Si miramos el grafico anterior, podríamos considerar como posible una caída hasta los 10.200 puntos de aquí hasta el 20 de Enero de 2017.

Pues la manera de conseguir esto es que al tiempo que compramos la opción Put 10.600 por la que pagamos 280 puntos vendemos la opción 10.200 por la que recibimos 160 puntos. Por lo tanto, con un coste de 120 puntos del Dax conseguimos cubrirnos 400 puntos de caída, que es la diferencia entre el precio de las opciones 10.600 – 10.200.

Y además, como la cobertura nos ha costado 120 puntos, en cuanto el mercado a vencimiento se encuentre por encima de 10.770 puntos (10.650 + 120) habremos compensado el coste de cobertura y tendremos beneficios ilimitados al alza.

A esta estrategia se la denomina cobertura con Put Spread, la aprendí de Mario Santos, mi maestro en opciones y amigo.

En definitiva, si compramos el Dax y los precios empiezan a caer, estaremos más tranquilos y podemos aguantar los movimientos del mercado, sabiendo que hasta que los precios no bajen de 10.200 la perdida es pequeña y conocida de 120 puntos.

Es una forma económica de fijar un stop loss amplio, porque como day trader ¿cuántas veces fijamos un stop que es alcanzado, nos echan y luego vemos con pavor girar al mercado y finalmente hace lo que teníamos previsto?

Espero que esta estrategia les pueda servir o al menos les haya sido instructiva.

 

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión